Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

Vigilia en defensa del TIPNIS -Plaza principal de Trinidad.

 

CIPCA / 14 de agosto de 2017.- El coliseo de Trinidad albergó este domingo 13 de agosto a una delegación nutrida de funcionarios públicos de la gobernación, autoridades de varios municipios del departamento del Beni, asociaciones empresariales, ganaderos,  entidades colegiadas, comités cívicos, dirigentes de la CIDOB a la cabeza de Lucio Ayala, delegaciones de indígenas provenientes de algunas comunidades del TIPNIS, Tsimanes de San Borja e interculturales traídos desde Yucumo, los mismos que impidieron el paso de la VIII Marcha indígena cuando se dirigían a la sede de gobierno en 2011; todos ellos convocados para participar del acto de promulgación de la Ley 969 de Protección, Desarrollo Integral y Sustentable del TIPNIS.

Fuera del coliseo, la marcha de representantes indígenas, corregidores y excorregidores también del TIPNIS a la cabeza de la CPEM-B fueron impedidos de pasar por las inmediaciones del coliseo expresando su rechazo a la promulgación de la ley que levanta la intangibilidad de este territorio indígena; manifestación que no fue difundida por los medios de comunicación masiva pero si a través de las redes sociales.

Anteriormente, la dirigencia indígena de la CPEM-B y del TIPNIS convocó a un primer encuentro nacional en el que determinaron acciones pacíficas de protesta y resistencia en contra de la promulgación de esta norma, Acciones como la realización de una vigilia en la plaza principal de Trinidad, la solicitud a organismos internacionales para realizar una auditoría a la consulta póstuma realizada en el TIPNIS en 2012, la articulación de estrategias jurídicas y sociales de defensa del territorio, la propuesta de un referendo nacional para decidir sobre las normas que tengan impactos negativos sobre la madre tierra.

Por otro lado, las presiones a las organizaciones indígenas que no apoyan el trazo carretero que atravesará por medio del territorio indígena se han multiplicado exponencialmente; presiones de carácter tributario con el que se intenta rematar la misma sede de la CPEM-B, el cobro de recursos entregados por EMAPA a territorios indígenas TIM y TIMI para proyectos productivos, hoy son cobradas bajo pena de remate de bienes. Pero también hay presiones sociales por parte de sectores de comerciantes y colonizadores, que amparados en disposiciones del INRA pretenden consolidar sus asentamientos en lugares considerados sagrados por los pueblos indígenas como el Bosque Tsimane.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces