Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

.

CIPCA / 23 de noviembre de 2015.- Con la convicción centrada en que sin sujeto social fortalecido y agenda bien establecida en torno a intereses comunes no hay diálogo político ni incidencia, concluyó el taller regional de intercambio y evaluación de políticas públicas efectuado en la ciudad de Cochabamba los días 12 a 14 de noviembre del presente que tuvo exposiciones magistrales, intercambios temáticos y visitas de campo. El evento se enmarcó en al proyecto Alianza por la Agroecología que es una iniciativa de la sociedad civil orientada a contribuir a la ampliación y la cualificación de la participación de la sociedad civil en los sistemas nacionales y regionales de gobernanza para el desarrollo rural en América Latina.

En el taller participaron diferentes agentes de la sociedad civil relacionados al desarrollo rural de siete países de América latina y Caribe que conforman la Alianza por la Agroecología. Entre los participantes nacionales se contó con representantes de entidades del estado como el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, Programa Biocultura, Consejo nacional de producción ecológica y algunos representantes de la gobernación y municipios de Cochabamba; y representantes de distintas organizaciones no gubernamentales con especialidad en desarrollo rural y de la academia.

A partir de un intercambio de experiencias sobre conceptos, metodologías, alcances y perspectivas de la incidencia política en materia de agricultura familiar de base agroecológica, los y las expositores de Nicaragua, Guatemala, Ecuador, Brasil, Perú y Bolivia señalaron que hoy la agricultura familiar comunitaria de base agroecológica toma mayor relevancia en sus países por lo cual muchos de sus gobiernos ya han ido avanzando hacia la generación de políticas públicas orientadas a la promoción y fortalecimiento de ésta y temas conexos.

Coincidieron también en que la Agroecología es aún entendida en su sentido más limitado, sólo como una forma de producción armónica con la naturaleza y no como una propuesta política que plantea un nuevo paradigma de desarrollo productivo en la cual son importantes el manejo territorial, los acervos productivos, los saberes locales y el capital social. Señalaron que entre los retos para avanzar hacia políticas favorables a la temática se requiere actuar desde diferentes actores, desde los productores/as que practican la Agroecología se debe potenciar el saber local y la innovación tecnológica, se deben construir agendas comunes que deben ser gestionadas por sus organizaciones, se debe incluir a los/las jóvenes como actores relevantes y se debe privilegiar los intereses colectivos frente a los individuales; desde los tomadores de decisiones se deben generar mecanismos que faciliten el diálogo político, implementar las leyes o normas en vigencia, se debe transitar de una planeación sectorial hacia una más articulada y concurrente, se debe garantizar condiciones de producción favorables (acceso a la tierra, acceso al mercado, tecnología, etc); y desde la sociedad civil se debe reconocer el aporte económico, social y ambiental de este tipo de producción que es sin duda una respuesta viable a la crisis alimenticia y climática que vive el planeta, lo cual parte desde la decisión de comprar estos alimentos a un precio justo.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces