Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

CIPCA / Noviembre 2013.- El sábado 23 de noviembre del presente, el Municipio de Sacabamba soportó una  intensa granizada por el lapso de  90 minutos, llegando a medir entre 1 a 20 centímetros de altura de granizo, siendo este fenómeno climático uno de los más grandes durante los últimos veinte años. La población aún está atemorizada, sobre todo las y los más pequeños que conforman las familias de las diferentes comunidades afectadas. Al respecto Fernando Perez, Oficial Mayor del Municipio aseveró “realmente ha sido sorprendente, ha dejado todo blanco los techos de las casas, las parcelas, las calles y los caminos. No se podía caminar, el granizo era de diámetro grande y de bastante espesor. Recuerdo que hace muchos años pasó algo similar, pero creo que no era de ésta magnitud. Los abuelos decían ¿qué hemos hecho para recibir tanto castigo, qué está pasando con el tiempo, con la pachamama ahora qué vamos a comer?, y ciertamente muchas familias han perdido toda la producción que es base de su alimentación del año”.

Según datos preliminares del Municipio y  de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de la Gobernación; son 13 comunidades,  más de 300 familias y alrededor de 250 hectáreas de cultivos afectados. Los cultivos más dañados son los de papa, maíz  y haba, y entre los frutales los manzanos y duraznos. La intensa granizada también provocó el derrumbe de cuatro techos y/o tinglados (el techo y tinglado de la Unidad Educativa Jesús María, el tinglado de la escuela Eliseo Torrico y el tinglado del mercado central).

Las 13 comunidades (Matarani, Palca, Chaupicollo Alto, Chaupicollo Bajo, Chacuyo, Laguna Alta, Molle Punku, Ruma Huayco, Pata Huerta, Hura Huerta, Sacabamba Alto, Chimparancho y Mayola)  pertenecientes a las subcentrales de Matarani, Sacabamba y Challaque han sido las más afectadas. Las y los dirigentes de estas comunidades están coadyuvando a la cuantificación de los daños, no sólo de los cultivos, sino también de los animales y de la infraestructura (sobre todo viviendas). Por su parte, Martín Siles, Alcalde Municipal de Sacabamba está realizando gestiones ante el Gobierno Departamental y Nacional para buscar ayuda humanitaria. El Concejo Municipal el día de mañana sesionará de emergencia para declarar como zona de desastre natural al municipio, para de ésta forma facilitar al Ejecutivo el uso de recursos económicos necesarios para atender la emergencia.

En la comunidad de Molle Punku, hace un año, con mucho entusiasmo, dedicación y esperanza Wilder Zurita un agricultor joven plantó cerca a 100 plantines de frutales, entre duraznos, manzanos y almendros, hace pocas semanas manifestaba “…de aquí a unos años les estaré invitando manzanas y duraznos, tengo cerca a 100 plantines, y para optimizar el riego he implementado con la ayuda de CIPCA el sistema de riego por goteo”. Hoy al ver cómo ha dejado la granizada a sus plantas, posiblemente Wilder  será uno más de los que abandone el campo para migrar a las ciudades y dedicarse a otras actividades informales en condiciones desfavorables. Esta situación, sobretodo este año, será la de varias familias que para garantizar la seguridad alimentaria irán en busca de recursos a otros lados.

Por otro lado, Don Benito, comunario de Challaque manifestó: “Ha sido grave, en Challaque, hemos reventado petardos más que en una fiesta, y generado humo a todo dar, pero nos hemos hecho respetar; aquí  sólo ha llovido; es mucha suerte porque el efecto hubiera sido grave porque aquí la papa está en flor, y es el producto de la que vivimos todo el año, porque vendemos a un buen precio a fin de año, imagínate de qué hubiéramos vivido, pero posiblemente no estamos a salvo”.

La población y las autoridades de Sacabamba esperan que las instancias pertinentes puedan atender esta emergencia a la brevedad posible, sobre todo con la dotación de semillas para la siembra (aún no es tarde para sembrar), forrajes para los animales y alimentación para las familias. En este marco las instituciones que trabajan en la zona como CIPCA, fueron convocadas para coadyuvar en la cuantificación del desastre  y realizar el seguimiento posterior.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces