Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

Luis Escobar / Página Siete/ 7/12/2011. APOYO.- Recibieron asistencia técnica para la producción de heno y también para la inseminación y el ordeño de sus vacas. 362 familias se beneficiaron en 20 comunidades.

 

Samuel Quispe dejó el oficio de sastre por el de productor lechero. Y dice que tiene razones para ello. Comenzó produciendo diez litros de leche por día; ahora sus nueve vacas le dan 120 litros diarios, gracias a las novedosas técnicas que aprendió. 

Hace 14 años su producción era casi nula, como el de medio millar de familias que viven en las 20 comunidades rurales del municipio de Viacha. 

Cada familia tenía, en promedio, cuatro animales para la producción de leche; cada uno pesaba cerca de 180 kilos. Estas reses daban aproximadamente 4,5 litros de leche y sólo 180 días al año. La producción se detenía en invierno por falta de alimento. Hoy producen entre siete y 18 litros diarios cada una.

Los buenos resultados son consecuencia de haber cambiado los sistemas anticuados de producción que se empleaban en la región, problema identificado por el programa español Ayuda en Acción. Éste, a través del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), hizo conocer a los comunarios técnicas avanzadas de producción lechera.

“Por 11 años, antes de 2000, trabajé en costura y ni idea tenía de las vacas. Fui aprendiendo en los talleres y capacitaciones. Uno debe saber cómo mantenerse, incluso de las enfermedades que pueden tener los animales”, cuenta Quispe, de la comunidad de Sequechuru.

El primer problema es la conservación del alimento. El heno era almacenado en depósitos; se secaba, perdía sus propiedades nutritivas y lo peor es el que estaba al nivel del suelo quedaba podrido. 

“Ahora armamos trípodes de madera para que el heno no toque el suelo. En tiempo verde también lo cortamos y lo colocamos en encilajes (estructuras de cemento)”, explica Quispe, quien ahora alimenta a sus vacas los 365 días del año. 

Esta forma de acopiar fue replicada por todas las familias. Wilder Mendoza, otro comunario, incluso mejoró el sistema de irrigación de su campo. La energía para sacar el agua de los pozos la obtuvo con biogás, utilizando heces de ganado. “Es mi gas domiciliario”, bromea.

El siguiente paso fue la inseminización. Quispe contrató a otros profesionales para que en menor tiempo puedan reproducir sus vacas. Hoy tiene 32 cabezas; nueve de ellas producen -cada una- de 12 a 18 litros diarios.           


Después llegó la mecanización del ordeño de vacas. Quispe dio otro paso en este ámbito e invirtió 2.000 dólares en un moderno equipo, que le permite hacer el trabajo a las 5:00 y a las 18:00. El kilo de leche lo vende a la empresa Delizia a 2,95 bolivianos. 

Como la producción era continúa, ya no podía guardar la leche y en varios casos el camión recolector le falló. Así, propuso a su comunidad la compra de un camión. Por este servicio que presta a otros obtiene un rédito de 12 centavos por litro transportado.

Pero no todos los comunarios venden la leche a una empresa. Teresa Ramírez dio un paso más y formó su propio negocio. Ahora ella hace quesos y yogurts. El equipo se encuentra en su casa. Sus productos los va a vender a Viacha cada fin de semana y obtiene mayores ganancias.

Los cambios permitieron a cada familia tener, en promedio, nueve vacas. Su producción es de 7,1 litros por animal cada día como mínimo, pero muchos producen más. Cada res pesa alrededor de 250 kilos. Existen seis organizaciones y 362 socios.

El trabajo de Ayuda en Acción y CIPCA

Misión: Ayuda en Acción es un programa que funciona con aportes de 200 mil personas en Espa           ña. Entregan dinero como forma de apadrinamiento de niños.

Acción: El programa no trabaja de forma directa, pero con la ayuda del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA) llegó a capacitar a campesinos de 500 familias de las zonas rurales del municipio de Viacha. En estas zonas hay producción lechera.

Negocio: Los campesinos obtuvieron más ingresos económicos por el incremento en su producción de leche.

Inversión: Ayuda en Acción invirtió en los 14 años, 5 millones de dólares. La Alcaldía y los campesinos dieron una contraparte de otros dos millones.

Atención: Ayuda en Acción cerró el Programa del Área de Desarrollo Territorial de Viacha porque los productores ya son autosustentables.

 

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces