Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

Policía garantiza seguridad en San Ignacio de Moxos El Ministerio Público aún no evidenció que un campesino haya pagado a Malue para matar al Alcalde La Paz/Jatha Luego de que la población de San Ignacio de Moxos se convulsionara tras el asesinato de su alcalde, Eduardo Abularach, el comandante general de la Policía, Jairo Sanabria garantizó el sábado la seguridad de la localidad beniana. "Después que se produjo el hecho (el asesinato) se controló con efectivos policiales que viajaron desde Trinidad al lugar.

La población está tranquila", aseguró Sanabria al manifestar que se destinaron al lugar la cantidad de efectivos necesaria para controlar el orden. Respecto al ex funcionario de la Alcaldía, Fernando Malue Ovale, de 22 años, victimador de Abularach, el jefe policial dijo que se encuentra bajo control médico en la ciudad de Trinidad, luego de que fuera brutalmente golpeado por la turba enardecida hasta dejarlo en estado de coma. De acuerdo a las primeras versiones policiales del Comando Departamental, el hecho se registró a las 10:00 de este viernes, en la población de San Ignacio de Moxos, a casi 90 kilómetros de la ciudad de Trinidad, cuando Fernando Malue Ovale ingresó hasta la oficina del burgomaestre de San Ignacio de Moxos y discutió con Abularach a quien le exigió el pago por servicios prestados, porque supuestamente le debía dos meses de sueldo, lo que derivó en una discusión y que Malue saque su pistola calibre 38 y dispare contra la humanidad en tres oportunidades provocando el deceso de la autoridad edil", dijo. El asesino confeso fue detenido a pocos minutos del hecho y fue trasladado a dependencias policiales, para abrir las investigaciones correspondientes. Tras estos acontecimientos, un grupo de enardecidos pobladores ingresó por la fuerza a las dependencias policiales para golpear sin piedad al asesino del Alcalde dejándolo en estado grave a consecuencia de los golpes. Se dice que Malue aseguró que fue un campesino de nombre Miguel Peña del Centro de Investigación y Promoción del Campesino (Cipca) quien le habría pagado 200 dólares para ejecutar el crimen, razón por la cual también atacaron dependencias del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca), además de otras ONGs. El Ministerio Público no pudo evidenciar que algún campesino de apellido Peña tenga algo que ver con el asesinato del Alcalde adenista.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces