Artículos de opinión

¿Castaña o almendra?

Autor: Daniel M. Larrea
Fecha: 05/07/2017

Esta almendra, esencial para la repostería, proviene de un árbol que crece en la Amazonía boliviana.


La expresión per cápita hace referencia a la relación que existe entre una cierta cantidad o un monto y el número de personas que habitan una determinada área. Textualmente se refiere a la expresión “por cabeza”, o lo que vendría a ser su interpretación más coloquial, “por habitante”. De acuerdo con el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), entre 2005 y 2016, el país exportó en total cerca de 273.000 toneladas de castaña sin cáscara. Una división arbitraria entre esta cantidad de castaña y el número oficial de habitantes de Bolivia (10 millones) muestra una relación de 26 kg de castaña/persona. Es decir, que durante los últimos años se ha exportado castaña en una cantidad equivalente a algo más de dos arrobas (11,5 kg c/u) por cada boliviano.

Un reciente reporte del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA)-Norte sugiere que podrían existir cerca de 3,7 millones de árboles de castaña, sumando todo el departamento de Pando y el norte de Beni. Esta estimación no toma en cuenta el norte de La Paz (Ixiamas), región que, como lo mencionan los propios autores, podría llegar a duplicar esta estimación inicial y alcanzar los 7 millones de árboles. Esta estimación requiere de evaluaciones de campo que confirmen o ajusten estos valores. El conocimiento que tenemos sobre la castaña está relacionado con aspectos sobre su densidad, producción inicial, ubicación geográfica, tamaño de árboles y otros. No se ha priorizado el seguimiento sistemático y estandarizado de la producción anual de cada árbol.

A pesar de la importancia de esta valiosa especie, conocemos poco sobre las variaciones de la producción anual de los árboles de castaña. No olvidemos que aunque el IBCE publica información anual sobre los volúmenes de exportación, estos valores incluyen la venta de aquella castaña almacenada del año previo o incluso antes. Es decir, son valores que reflejan la actividad comercial, no así la oferta natural del producto. Es necesario iniciar programas de monitoreo de las especies, que acompañen el seguimiento anual de la producción con registros climáticos localizados. Esta información permitirá comprender la relación castaña-clima y anticipar escenarios como la baja producción ocurrida este año.

Los volúmenes reportados sitúan a Bolivia como líder de la exportación de castaña sin cáscara, aquella que ha pasado por un proceso de transformación o “beneficiado” por el cual se seleccionan las semillas de castaña, se las seca, se las despoja de su cáscara, se embalan y etiquetan. El fruto que resulta de este proceso recibe el nombre de “castaña beneficiada”, haciendo referencia a las empresas beneficiadoras que se encargan de realizar este proceso de transformación. La castaña sin cáscara se conoce comercialmente en el occidente de Bolivia como “almendra”. Exactamente, aquel fruto seco común en la repostería y cocina e ingrediente imprescindible de varias marcas comerciales de granola. Curiosamente, pocos conocen que esta almendra proviene de un árbol que crece en la Amazonía de nuestro país, la castaña.

Otros Artículos de opinión:

Plan Estratégico 2016 - 2021

Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural.

  • Organizaciones  indígena  originario  campesinas  democráticas, autónomas y autogestionarias Desafío 1 Organizaciones indígena originario campesinas democráticas, autónomas y autogestionarias Leer más
  • Desarrollo rural sostenible con enfoque territorial Desafío 2 Desarrollo rural sostenible con enfoque territorial Leer más
  • Gobiernos e instituciones públicas democráticas, interculturales y eficaces Desafío 3 Gobiernos e instituciones públicas democráticas, interculturales y eficaces Leer más

Enlaces que te pueden interesar: