19/08/2020

El Estado plurinacional en construcción afecta a los derechos de los pueblos indígenas de las Tierras Bajas de Bolivia

Vanessa Cortez - CIPCA Santa Cruz

El Estado plurinacional en construcción afecta a los derechos de los pueblos indígenas de las Tierras Bajas de Bolivia

CIPCA / 19 de agosto de 2020.- El viernes 14 de agosto del presente, CIPCA Santa Cruz dio inicio al ciclo de conversatorios virtuales denominados “Democracia y Derechos Políticos de los Pueblos Indígenas de las Tierras Bajas” con el propósito de conmemorar los 30 años de la primera marcha indígena de tierras bajas en 1990 “Por el Territorio y la Dignidad”, en la búsqueda del reconocimiento estatal de la existencia de los pueblos indígenas y el derecho a territorios ancestrales- la Casa Grande. En este marco se llevó a cabo el primer conversatorio “Construcción del Estado Plurinacional desde una mirada de los pueblos indígenas de Tierras Bajas de Boliviap, este espacio tuvo el objetivo de generar análisis y reflexión de manera crítica y propositiva sobre los avances, retrocesos y retos del proceso de construcción del Estado plurinacional.

Expusieron en el conversatorio Luis Fernando Cuellar, de la Unidad de Análisis Político del CIPCA , quien realizó un análisis de la implicancia de incorporar el Estado plurinacional en la Constitución Política de Bolivia, destacando los avances y retrocesos; José Bailaba Parapaino, líder indígena de la Nación Chiquitana, expuso sobre la lucha del movimiento indígena para el surgimiento del Estado plurinacional y los retos; Wilma Mendoza, presidenta de la Confederación de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB), presentó un análisis sobre la lucha de las mujeres indígenas para conquistar un Estado plurinacional y Walter Limache del Programa NINA, realizó los comentarios.

La lucha por la construcción del Estado Plurinacional no ha sido fácil mencionó el líder indígena de la Nación Chiquitana Jose Bailaba, “no fue regalo de ningún gobierno, fue un encuentro entre los diversos pueblos indígenas, teníamos los mismos problemas y necesidades para plantear nuestras demandas Fue un aprendizaje en conjunto, así fuimos avanzando, construyendo, éramos una familia. La construcción de este Estado plurinacional parte primeramente en visibilizarnos, mostrar que existimos y dar a conocer lo que buscábamos, los temas centrales que fueron de inicio y seguirán siendo: Tierra, Territorio y Autonomía”. Bailaba resaltó que este proceso no solamente fue un momento de plantear reivindicaciones de los indígenas de las distintas naciones y pueblos existentes en las tierras bajas, sino también fue un encuentro de diálogo de saberes e intercambio de experiencias, descubriendo que tenían las mismas demandas y necesidades, que plantear. Este momento constituyó la primera experiencia de articulación de los pueblos indígenas y a partir de ahí empiezan a construirse alianzas entre organizaciones indígenas como espacios articuladores que generan propuestas y demandas de políticas públicas de reconocimiento de derechos.

Por su parte, la lideresa Wilma Mendoza dijo “no ha existido proceso de lucha por reivindicar nuestros derechos, donde nosotras como mujeres no hayamos estado presentes, siempre hemos existido pero invisibles. La historia de las mujeres es la historia de la desigualdad y contradicción, en la lucha por conquistar un Estado plurinacional cumplimos un rol determinante en el fortalecimiento organizativo y político de nuestras organizaciones mixtas y de mujeres”.

Luis Fernando Cuellar del CIPCA, en su análisis sobre lo que implica la incorporación del Estado plurinacional en el marco de la constitución, manifestó que lo plurinacional es el resultado del proceso histórico político social, donde los principales actores de incluir el enfoque de la plurinacionalidad fueron los movimientos indígenas, originarios y campesinos y que está desarrollado en cuatro componentes en la constitución: autonomía, democracia, economía, y jurídico; Cuellar destacó que para poder avanzar en el ejercicio y la construcción de este Estado se debe primeramente fortalecer las capacidades organizativas políticas de incidencia, con el fin de generar políticas públicas que contribuyan a la consolidación de la plurinacionalidad.

Los cuatro panelistas respondieron sobre las preguntas del público ¿Es viable volver a la República o Estado monocultural en vez del Estado plurinacional?. Las respuestas fueron unánimes en cuanto a lo inviable de esta situación, los expositores indicaron que no es posible volver hacia atrás, ya que los derechos adquiridos por los pueblos indígenas mediante la Constitución Política actual son progresivos, señalaron que con el fin de que esto sea entendible se debe generar encuentros de diálogo respecto a la diversidad cultural que existe en Bolivia.

Los panelistas coincidieron en cuanto a la necesidad de que las mujeres deben ser visibles, activas y propositivas como actoras centrales en la definición de políticas públicas y en la definición del Estado plurinacional, siendo la lucha contra la violencia uno de los ejes fundamentales.

Al hacer la síntesis del conversatorio, Walter Limachi se refirió a que la construcción del Estado plurinacionaa sigue siendo un reto para los principales actores de su diseño como son los pueblos y naciones indígena originario campesinas y la sociedad plural en su conjunto, caso contrario la   construcción y consolidación del Estado Plurinacional puede quedar como un simple enunciado en la Constitución Política del Estado.  Limachi resaltó que todavía son varios los desafíos para seguir en su construcción, entre ellos:

  • El conjunto del país no ha entendido la implicancia de lo plurinacional que incluye a los indígenas y no indígenas y las articulaciones, y este es un reto para el movimiento indígena, el de generar encuentros con las organizaciones de la sociedad civil para la construcción de agendas comunes.
  • El Estado, por su parte, debe ampliar su mirada en lo plurinacional, debe de tomar conciencia del surgimiento de este proceso histórico político, que ha quedado paralizado; además se debe generar ejercicio de derechos constitucionales, porque no pueden ser negociados y deben ser materializados y traducidos en políticas públicas.
  • Priorizar y profundizar los procesos políticos estratégicos para los pueblos indígenas como ser las autonomías indígenas, que es la esencia de lo plurinacional, la justicia comunitaria- resolución de conflictos, el derecho a la participación política y el fomento de sus modos de vida dándoles viabilidad y sostenibilidad.

Al concluir, se identificó que el gran reto actual para el movimiento indígena de tierras bajas de Bolivia es volver a autoconvocarse en el marco de los principios de solidaridad, para seguir visibilizando la problemática, con el objetivo de plantear y replantear y proponer un nuevo horizonte. “Tenemos que volver a convocarnos, no podemos estar callados o distraídos que no queden enunciativamente nuestros derechos, tenemos la obligación de seguir proponiendo, los pueblos indígenas queremos seguir contribuyendo, en la consolidación del Estado plurinacional de Bolivia, porque es de todos, entre todos y para el bien del país, convocamos a todos los hermanos y hermanas para reencontrarnos”, manifestaron Jose Bailaba – Líder indígena Chiquitano y Wilma Mendoza presidenta de la CNAMIB.

 

Otras noticias:

Plan Estratégico 2016 - 2021

Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural.

  • Organizaciones  indígena  originario  campesinas  democráticas, autónomas y autogestionarias Desafío 1 Organizaciones indígena originario campesinas democráticas, autónomas y autogestionarias Leer más
  • Desarrollo rural sostenible con enfoque territorial Desafío 2 Desarrollo rural sostenible con enfoque territorial Leer más
  • Gobiernos e instituciones públicas democráticas, interculturales y eficaces Desafío 3 Gobiernos e instituciones públicas democráticas, interculturales y eficaces Leer más

Enlaces que te pueden interesar: