Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpgzcoverConvocatoria.jpg

 

Propuestas Económicas Productivas

Este es uno de los libros de CIPCA que ha tenido mayor proyección al futuro. Se craneó durante casi tres años entre 1988 y 1991 con discusiones en las entonces tres oficinas de CIPCA en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, tomando en cuenta propuestas recientes de las organizaciones campesino indígenas y en reuniones junto con ellas. Al final se tuvieron tres reuniones nacionales, en las que participaron también personajes de la escena política del momento. Juan de la Cruz Willca, entonces jefe de la CSUTCB, nos pidió permiso para considerarlo su documento.

Releyendo en 2017, en aquel texto colectivo de 1991, vemos que hubo entonces voces proféticas que preludiaban lo que ocurriría años después, por ejemplo, ya se habla de los “territorios indígenas”, del “Estado plurinacional”, de la “educación intercultural bilingüe”; y de cambiar la Constitución Política de Estado (CPE). Hay también propuestas que hasta ahora siguen pendientes como la de un nuevo mapa político de Bolivia, cambiando incluso los departamentos, lo que sigue congelado por la CPE vigente; y se plantean preguntas que siguen sin resolver, como si se puede conjugar el socialismo (del que entonces se hablaba más que ahora) y una democracia participativa. Hay todavía carencias de las que recién después hemos tomado conciencia, como el equilibrio de género: los participantes en la reunión final fueron 30 varones frente a solo 2 mujeres (!). Lo municipal, que se destapó pocos años después con la LPP, era un perfecto desconocido. Y lo de medioambiente, aunque se tocó no tenía la prioridad actual.

Empecé esta columna a media cuadra de la plaza 14 de Septiembre, corazón de Cochabamba, mientras retumbaban en mis oídos la música, discursos y sobre todo petardos, por ser el 21 de febrero, aniversario del referéndum que para sorpresa del gobernante MAS perdió por poco, por lo que lo llama el “Día de la mentira”, echando la culpa al caso Zapata y a los medios. Por eso apuesta ahora a un Sí para que se haga un nuevo referéndum que anule el anterior. Pero su sorpresa ahora podría ser mucho mayor.

Por la tarde hacia las 19.00 y después (o en medio) de fuertes chubascos hubo la concentración de la oposición, que llama a ese el “Día de la democracia”, y apuesta al No. Ambas, sin lluvia al mediodía y con lluvia por la tarde, han estado muy concurridas y transcurrieron sin problemas; no como en La Paz, donde los cocaleros yungueños se oponían al proyecto de ley cocalera que beneficiaría a los del Chapare y por ello están a favor del No. Fueron repelidos por la Policía y respondieron con destrozos.

Concluyo mi columna el miércoles 22. Por los análisis hasta ahora leídos y escuchados de lo que pasó ayer parece que por el Sí están sobre todo los militantes duros del MAS y bastantes (aunque no todos) los sectores rurales (en torno a 30% del país); y por el No, la mayoría de la población urbana (70% del país). Los funcionarios públicos marcharon obligados pero muchos podrían votar No. Además la COB está dividida. La entrevista a Gabriela Zapata un día antes ha ayudado más al No que al Sí...

A esas alturas un repaso a las propuestas no coyunturales que se hicieron en aquel libro de 1991 podría ayudar a replantear algunos temas centrales hoy pendientes, hágase o no el nuevo referéndum. Y, de todos modos, la reelección sería ilegal, a menos que Evo renuncie con dos años de anticipación.

 

 

(*) Xavier Albó es antropólogo, lingüista y jesuita.


Artículo publicado el domingo 26 de febrero de 2017 en La Razón.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces