Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

CIPCA / 13 de julio de 2017/ REPORTAJE.- La comunidad de Río Chico, ubicada en el municipio de Ascensión de Guarayos del departamento de Santa Cruz, desde el año 2015 emprende en producción piscícola a través de la construcción de cuatro pozas comunales en una superficie de 1 hectárea. En cada poza alberga 1000 peces. El objetivo de estas pozas piscícolas es aportar en el consumo alimenticio y generar  ingresos económicos en un periodo de nueve meses.

 

 

Esta experiencia es una réplica del éxito que se tuvo en la comunidad de Villa Fátima, colindante a Río Chico, ubicado en el área de reserva forestal de Guarayos.Gracias a este proyecto las productoras y productores de la zona pudieron producir alimentos para el consumo de sus familias y generar recursos económicos a partir de la crianza de peces. El proyecto empezó con pozas comunales, sin embargo, el éxito de este rubro hizo que las y los comunarios lograran construir 72 pozas piscícolas familiares en sus predios individuales.

La piscicultura es una actividad económica productiva que CIPCA apoya por ser amigable con el medio ambiente y por permitir el uso de las fuentes de aguas que se encuentran en las comunidades. Además, es un rubro que posibilita a las mujeres y niños estar a cargo del manejo y crianza de los peces, por lo tanto promueve la participación equitativa de las mujeres en acciones económicas productivas a nivel familiar y comunal.

David Flores, productor piscícola de Río Chico explicó que la crianza y venta de pescados se dio con el fin de diversificar su producción, pues en su comunidad sólo contaban con cultivos de frutas y granos. “El primer año trabajamos con CIPCA en la construcción de las pozas, siembra de alevines de la variedad de pacú y tambaqui, por la adaptación a la zona, el manejo de la calidad del agua y alimentación balanceada. Luego del noveno mes los peces adquirieron el peso adecuado para su comercialización, entre 800 y 1000gr.

Las y los comunarios destacan como una de las ventajas del rubro la cantidad de producción que se obtiene de un pequeño espacio. Una poza tiene capacidad de producción de 1000kg de carne de pescado por año, en una superficie de 1000 m2, es decir, que en una hectárea se obtienen 4000kg, mientras que la ganadería convencional necesita una superficie entre 1 a 2 hectáreas por cabeza de ganado, y un periodo de crianza de 2 años para que el ganado bovino alcance un peso aproximado de  300 a 400Kg.

Gizel Caballero, directora de CIPCA Santa Cruz, reveló que la crianza de pescado no demanda mucho espacio y tiempo. “La piscicultura se complementa con las actividades que realizan las familias agricultoras, debido a que a los peces sólo se los alimenta dos veces al día y cada dos meses se hace la biometría (pesaje y medición de peces). El manejo y la atención no demandan mucho tiempo, como la agricultura o la ganadería, además de ser una labor que no requiere mucho esfuerzo físico”.

CIPCA ha contribuido en la formación de promotores piscícolas, los mismos que fortalecen sus capacidades en intercambios de experiencia con otros productores de Yapacaní y la colonia Japonesa de San Juan del departamento de Santa Cruz. Actualmente, las y los gestores desarrollan nuevas capacidades para la incorporación de nuevas prácticas e innovaciones tecnológicas que ayuden a aumentar el volumen de producción en Río Chico y otras comunidades del municipio de Ascensión de Guarayos y El Puente.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces