Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

CIPCA / 16 de diciembre de 2015.- Desde el 2014 la producción de quinua en la región del Altiplano Sur se ha visto afectada por varios factores, unos más importantes que otros, pero el que afecta más en la región es la falta de agua para la actividad agrícola (quinua) y la pecuaria (camélidos). Según la Cámara Departamental de Productores de Quinua Real Potosí – CADEQUIR, se ha tenido menos precipitación fluvial 19.6 mm. en comparación a los  94.0 del 2013.

La CADEQUIR, reconoce que desde el boom de la quinua hubo una fuerte actividad agresiva de expansión que en un momento no afectó la humedad del recurso suelo, sin embargo los terrenos al no contar con cobertura vegetal (que desde ya era muy limitada) y como consecuencia de la expansión de los cultivos de quinua fueron perdiendo capacidad de retención de humedad; sin cobertura vegetal el suelo queda expuesto a la radiación solar que tiene niveles altos en la región y sobre todo en la zona peri salar.

De acuerdo al estudio de suelos realizado por el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado – CIPCA realizado en comunidades de los municipios de Uyuni y Tomave, la composición física del suelo bordea los 98% de arena que significa desertificación de los suelos productivos; suelos frágiles que son afectados por los fuertes vientos que erosionan los suelos y este material se deposita en el salar de Uyuni que tiene un aspecto marrón y ya no blanco como en años anteriores. La oficina de Turismo del Municipio de Uyuni advierte que de seguir este efecto eólico, el salar cambiará de color de forma permanente.

Por otro lado, este año se está sintiendo con mayor fuerza la falta de precipitación fluvial, tanto así que hasta la fecha no hubo en toda la región perisalar lluvias; como consecuencia de este fenómeno la campaña agrícola 2015-2016 iniciada en septiembre y que concluyó en octubre fue de pérdida total; según CADEQUIR son más de 18.000 ha de cultivo de quinua totalmente perdidas por la oposición eólica que cubrió de arena los cultivos, sin contar aquellas que han sido afectadas en un 40% y hasta 60% y que ya son resultado de 3 resiembras. Situación parecida se presenta con las y los productores de las otras asociaciones como ser la Central de Cooperativas Agropecuarias Operación Tierra - CECAOT y Sociedad de Productores de Quinua – SOPROQUI; quienes ven alarmados la situación de la quinua en la región.

A consecuencia de la sequía extrema en la región no solo  la actividad agrícola se ve afectada, sino también afecta a la producción pecuaria (llamas) y la silvestre (vicuñas) que deben desplazarse grandes distancias para consumir agua; juntos a autoridades de CADEQUIR Y ARCCA se verificó que en varias zonas, las fuentes de agua (reservorios, atajados, quebradas) han disminuido la cantidad de agua y en otros casos ya no se cuenta con la fuente de agua; el caso más alarmante es la laguna de Vilacota en el municipio de Tomave, que era un bofedal protegido y dispuesto por 5 comunidades como área de pastoreo de los camélidos pero ahora es solo un oasis seco con cero presencia de agua que ya está afectando la cobertura vegetal de los alrededores que significa que las familias no contarán ni con agua ni alimentos para su ganado.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces