Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

.

Alianza Agroecología / 23 de noviembre de 2015.- Más de 30 delegadas y delegados de organizaciones de Bolivia, Perú, Costa Rica, Nicaragua, Colombia, Ecuador, Paraguay y Brasil se reunieron con el fin de intercambiar experiencias y resultados de las acciones que realizan en términos de políticas públicas, enfoques que promueven en las políticas y programas gubernamentales para la agricultura familiar.

La práctica es promovidas por CIPCA y ha sido retomada como alternativa por la alcaldía municipal. Durante el recorrido, las y los socios de la AxA fueron acompañados por el señor alcalde Rubén Uriona, concejalas del municipio y el equipo técnico de CIPCA.

Atajados y la cosecha de agua

En el municipio se ha venido promoviendo el uso de los “Atajados” o reservorios de agua, obras de tierra para el almacenamiento de agua en zonas que presentan déficit hídrico y funcionan como alternativas para almacenar agua. El vital líquido se obtiene de las escorrentías que fluyen de las tierras agrícolas y cursos de agua.

“Anzaldo, es un municipio tiene un paisaje de colinas de diferente altitud, en las cuales se observan mesetas y planicies. En gran parte de las comunidades, cuenta con fuentes de agua a flor del suelo que suelen abastecer a los pobladores durante casi todo el año, en la mayoría de los casos. Muchos sistemas de agua a nivel comunal están basados en estas vertientes, incluso, en algunos casos, el agua alcanza para regar pequeñas huertas. El nivel de precipitación fluvial en los ríos, en algunos casos y sólo en época de lluvias, abastece para regar los terrenos de cultivo. La mayoría de los cultivos son de secano”. http://www.amdeco.org.bo/

Durante el intercambio, personal técnico de CIPCA explicó que la implementación de atajados cumple varias funciones: conservación de agua, disponibilidad del agua en diferentes épocas del año, prevenir la erosión de suelos aguas abajo mediante el control de la escorrentía, riego para huertos y para el consumo de ganado en época seca.

Para llenar los atajados, se utiliza el agua que viene de la escorrentilla mediante un canal por donde ingresa el agua. Al canal se le ha colocado un desarenador para retener los sedimentos. En la parte baja del atajado se coloca un filtro con una llave de paso conectada al sistema de riego lo que permite que llegue el agua al huerto.

Para el mantenimiento y compactación de los atajados -impermeabilizado- se hace con arcilla. También han innovado con bentonita o arcilla mejorada, pero es muy cara. Cada bolsa de bentonita de 40 kilos tiene un costo de 40 bolivianos y para un atajado se requieren unas 100 bolsas, sumando el transporte, mano de obra y compactación.

También han experimentado para la impermeabilización del suelo el uso de estiércol animal y en su momento pensaron en usar plástico que es eficiente en época lluviosa, sin embargo, en época seca el material se deteriora y no se ve viable por los costos.

La implementación de atajados ha permitido transformar hectáreas de parcelas de secano a riego, lo que contribuye a mantener una producción agroecológica diversificada y mejora la seguridad alimentaria familiar del municipio.

 Por su parte, el alcalde Rubén Uriona, expresó su agradecimiento al acompañamiento de CIPCA y esperá ampliar y mejorar los atajados en el territorio a fin de mejorar el acceso al agua a las familias del municipio de  Anzaldo.

Parcela

El grupo luego visitó la comunidad de Calallust'a para conocer la unidad productiva y cómo la adopción agroecológica ha venido cambiando la vida de la familia de doña Guillermina y don Nicéfero Uzieda, quien cuenta que desde muy pequeño ha venido trabajando la agricultura, con muchas dificultades, sin embargo, se siente orgulloso de los logros obtenidos y agradecido por el apoyo recibido por CIPCA.

En su parcela – una hectárea- tiene dos pequeños invernaderos diversificado con frijol, lechuga, tomates y chiltomas. En el campo tiene papas, cebolla, frutales y árboles distribuidos en su unidad productiva. Señala que tiene dos pequeños reservorios de agua que usa para riego y criar peces para mejorar la alimentación de la familia.

Como parte del intercambio, las y los participantes colaboraron en la siembra de semilla de cebolla en la parcela como un símbolo de unidad y desarrollo de una agricultura sostenible. Al final de la jornada la familia compartió una comida -papas cocidas bajo tierra- y ensalada provenientes de la huerta. 

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces