Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

A la conclusión de la Cumbre de los pueblos, realizada en Lima entre el 8 y 11 de diciembre, se presentó la Declaración de Lima. Entre varios otros aspectos, exhorta a los gobiernos del mundo a que respeten los territorios indígenas, sus modos de vida, cosmovisiones y culturas. Igualmente, les pide considerar “las responsabilidades históricas de los países desarrollados y el reconocimiento y reparación de la deuda histórica y ecológica”, en particular, “las corporaciones transnacionales de capital privado”.

La Declaración también releva que ninguna acción para enfrentar la crisis climática será viable si no se promueve con políticas públicas efectivas a favor de la pequeña agricultura familiar y campesina, la reforma agraria, la soberanía y seguridad alimentaria, la producción autosustentable de base agroecológica, libre de transgénicos y agrotóxicos, orientada al consumo humano y a la preservación del planeta. Es fundamental reconocer “el gran aporte de la agricultura familiar campesina que contribuye con más del 70% de la alimentación del mundo. Exigimos frenar la producción y expansión de los agrocombustibles, que promueven la deforestación, erosión de las tierras, contaminación de las fuentes del agua y aire, y significan una forma de recolonización territorial.

Asimismo, se planteó que “Los Estados deben tomar decisiones y medidas inmediatas de protección, conservación o restauración de las cuencas, los ecosistemas, las altas montañas, bofedales, humedales, páramos… bosques, acuíferos… que alimentan a la Madre Tierra.

La Declaración de Lima fue presentada a la COP20 para introducir sus demandas en los debates de la reunión intergubernamental. Tras recibir el documento, el ministro peruano de Ambiente y presidente de la vigésima cumbre mundial de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP20), Manuel Pulgar-Vidal, destacó que es la primera vez que una COP atiende las demandas de la Cumbre de los Pueblos.

Se espera que la COP20 de Lima, en que participan más de 10.300 delegados de 195 países, tomen en cuenta las propuestas de la Declaración de Lima para negociar un nuevo acuerdo global en reducción de gases de efecto invernadero y financiación de acciones ante el cambio climático que sea aprobado en la COP21 de París en 2015.

Multitudinaria marcha precedió a la Declaración de Lima

Una multitud de personas provenientes de diversas regiones y organizaciones sociales del Perú y de más de treinta países de diversos continentes se movilizó, el día anterior, el 10 de diciembre, para denunciar que los sistemas de producción extractivista y los megaproyectos así como el agroextractivismo están atropellando a los territorios, poblaciones y la naturaleza alrededor del mundo; provocando una crisis climática. Pero también de presentaron diversas propuestas orientadas al cuidado y la defensa de la madre tierra, como única vía para preservar la vida y como opción a salvar al planeta.

La marcha concluyó con un mitin en la Plaza San Martín, tanto la Comisión Política organizadora de la Cumbre de los Pueblos, como  líderes y dirigentes de trece entidades realizaron esfuerzos conjuntos para llevarla adelante.

En este sentido intervinieron líderes y dirigentes, coincidiendo, entre muchos, con el dirigente Milton Sánchez (Movimiento de los Pueblos por el Buen Vivir), el dirigente amazónico Américo Cabecilla de la selva central del Perú y el vicepresidente del Gobierno Regional de Cajamarca Porfirio Medina. Fueron claras las voces y los mensajes de los marchistas en cuestionar la política extractivista que depreda los bienes naturales, destruye los ecosistemas y enferma a la Madre Tierra. Tuvo mucha resonancia el rechazo a los megaproyectos Conga y Chadín, en el Perú, entre otros, que amenazan fuentes naturales de agua y ecosistemas esenciales para la vida de las comunidades.

Por su parte,GraçaSamo, de Mozambique y CindiWiesner, ambas de la Marcha mundial de mujeres, convocaron a la unidad en una cruzada mundial para salvar el planeta de la voracidad de las transnacionales que depredan los bienes comunes.

Entre otros líderes, Diego Montón de México (CLOC-Vía Campesina) cuestionó duramente las falsas soluciones frente al cambio climático y a las transnacionales que hacen del hambre un negocio a costa de la salud, la soberanía alimentaria y el deterioro de la tierra.

Jóvenes del mundo y sus posturas ante la crisis climática

Durante los días que tuvo lugar la Cumbre de los Pueblos, las y los jóvenes fueron activos partícipes de la misma y tuvieron sus propios espacios de análisis, debate y propuesta. Manifestaron que el sistema está dominado por el modelo de producción y consumo extractivita, que daña a los bienes naturales y atropella los derechos de los pueblos indígenas.

El posicionamiento y propuestas se dieron a conocer durante el mitin de la Plaza San Martín, poniendo especial atención a la situación de los jóvenes de los pueblos originarios y campesinos que se encuentran gravemente amenazados por las grandes empresas extractivas en sus respectivos países. Demandaron, entre otros aspectos, una mayor equidad y participación de la juventud en los espacios de poder y de decisión; que la agricultura familiar de base agroecológica sea la base de un nuevo modelo de vida.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces