Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

CIPCA / Diciembre de 2012.- Este mes de diciembre de 2012 culmina la zafra en el departamento de Santa Cruz, con números importantes para la agroindustria del azúcar que tiene su base en este departamento ubicado al este de Bolivia. La producción llegó a más de 10 millones de quintales de acuerdo a los empresarios cañeros que ahora buscan la apertura de las fronteras para la exportación. Sin embargo, y según representantes del sector, la realidad de las mujeres y hombres zafreros ha cambiado muy poco en esta gestión, ya que nuevamente se han vulnerado derechos laborales y no se ha pagado un precio justo por tonelada de caña de azúcar.

A principios de la zafra 2012, entre abril y mayo, la Federación Sindical de Trabajadores Zafreros de la Caña de Azúcar de Santa Cruz (FSTZCA SC) mediante las denominadas Mesas de Diálogo Tripartito, en las que participan zafreros, empresarios cañeros y el Ministerio de Trabajo. Durante la realización de dichas Mesas el sector zafrero presentó sus demandas entre las que además de los beneficios de ley solicitaban el pago de 38 bolivianos por tonelada de caña de azúcar cortada (unos 5,5 $us.) en contraposición a los 27 Bs. que les pagaron en la gestión 2011 (3,8 $us), sin embargo, sólo se consiguió incrementar el precio a 29 Bs. (4,2 $us aproximadamente).

Lamentablemente, no todas las empresas productoras de azúcar participaron de las mesas tripartitas, muchas se excusaron alegando que ellas no empleaban zafreros; sin embargo, como señala el dirigente de la FSTZCA SC, Hernán Anagua, “estos ingenios azucareros compran caña de productores que emplean a los zafreros y no les pagan un precio justo, ni les brindan condiciones de seguridad, salud e higiene adecuadas en los campamentos”, situación que se ha podido comprobar en visitas realizadas por los dirigentes zafreros a diferentes campamentos cañeros.

Hernán Anagua lamenta que los ingenios San Aurelio y La Bélgica no hayan firmado el acuerdo y señala que aunque estas empresas agroindustriales no contraten zafreros y sus plantaciones sean mecanizadas, por responsabilidad empresarial deberían condicionar la compra de caña a empresarios particulares que demuestren haber cumplido con los beneficios laborales de sus trabajadores y pagado un precio justo por la tonelada de caña cortada.

Para la dirigencia zafrera y para el sector Asalariado del Campo de Bolivia, será importante ser incluidos en la nueva norma laboral que se debe elaborar en el marco de la Constitución Política del Estado aprobada en 2009, ya que actualmente este sector no está reconocido en la Ley General del Trabajo, lo que dificulta la lucha por el cumplimiento de sus derechos. Durante la gestión 2012 el sector realizó acciones de incidencia que les permitieron ser incluidos en las mesas de trabajo, dirigidas por el Ministerio de Trabajo y la Central Obrera Boliviana, que se encargarán de elaborar la nueva norma laboral.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces