Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

Con la presencia de una fuerte helada, que esta vez afectó a 16 comunidades, el municipio de Guaqui en la provincia Ingavi del Departamento de La Paz, soportó la segunda quincena de noviembre intensos vientos y heladas que azotaron y quemaron la producción de papa y haba, según información proporcionada por Gregorio Asistiri, Concejal del Gobierno Municipal de Guaqui.

“Nuestro municipio es altamente productivo, estamos muy preocupados, nos han informado algunos comunarios que su siembra de papa y haba se han echado a perder casi en su totalidad, la helada ha sido acompañada de vientos muy fuertes, la temperatura ha debido llegar a bajo cero grados, últimamente el clima esta cambiando mucho, lo peor es que afecta a nuestra producción, nuestra alimentación y nuestra economía”, señaló la autoridad municipal.

Julia Huanca, es una comunaria que vive en la comunidad de Janko Marka, en el municipio de Guaqui, quien manifiesta que “el clima esta de mal en peor, el año pasado no era tanto, este año y aunque no es su época la helada es insoportable, después de esto sería un milagro que llueva para que retoñen las plantaciones, pero no creo que vaya a ser así, realmente es una pena”, dijo, al referirse que cada familia por lo menos habría invertido un capital de 800 a 2000 bolivianos sólo en la siembra.

Por su parte, Sandra Callisaya, Oficial Mayor de Desarrollo Productivo, con lágrimas en los ojos nos relató que toda la producción está perdida y que se lleva a cabo una evaluación para luego elevar un informe a las autoridades departamentales y nacionales, para que las mismas se solidaricen con la donación de alimentos secos, granos y semillas, que es lo que piden las familias, y que el 2011 será un año muy difícil para las familias campesinas del lugar.

“Es importante que de una vez por todas, asumamos que el planeta se esta muriendo a consecuencia de la contaminación, y que esto va ocasionar una catástrofe mundial, donde lo único que vamos a tener para alimentarnos va ser la comida chatarra, por eso mi llamado a todos los países, gobiernos y a toda la población mundial, debemos pensar en la seguridad alimentaria de toda la humanidad, con acciones concretas y pensar que la humanidad para vivir necesita alimentarse de productos que da nuestra tierra y no de aquellos que hacen las máquinas, basta de discursos y protagonismos, empecemos a sembrar vida”, concluyó Callisaya.

Según información del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), dependiente de la Gobernación del Departamento de La Paz - Bolivia, hasta el día viernes 12 de noviembre se registraban en el departamento de La Paz, 15 provincias afectadas de las 20 existentes, 31 municipios, 532 comunidades y 31,454 familias afectadas por efecto de los fenómenos climáticos. Sin contar el municipio de Guaqui. 

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces