Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

La XV Gran Asamblea Nacional de los Pueblos Indígenas (GANPI 2010), llevada adelante por la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) del 23 al 25 de noviembre, se realizó con bastante normalidad hasta el momento de la elección de la nueva directiva, proceso que determinó la reelección de Adolfo Chávez Beyuma como presidente del ente matriz de los pueblos indígenas del oriente, chaco y amazonía de Bolivia, resultado que generó disgusto de cinco regionales.

Durante el primer día, miércoles 23 de noviembre, se realizó la inauguración correspondiente, se hizo entrega de reconocimientos a dirigentes antiguos, como Ernesto Noe de la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB), y a instituciones de financiamiento externo. Una vez realizado el acto de reconocimiento el Directorio saliente de la CIDOB, se conformó la Mesa del Presidium responsable de dirigir el proceso de la XV GANPI 2010 en el marco de sus normas internas. Igualmente, se decidió aceptar al Gran Concejo Tsimane (Chimán) como la doceava regional de CIDOB.

El jueves 24, en la segunda jornada de la GANPI, se conformaron las comisiones de trabajo y la directiva saliente de CIDOB brindó el informe de su gestión. Adolfo Chávez fue quien tomó la palabra en primer lugar para dar su informe de cuatro años de gestión (2006-2010), destacando los logros conseguidos por la CIDOB, como la incorporación de los derechos de los pueblos indígenas en la nueva Ley agraria, la nueva CPE y la Ley Marco de Autonomías y Descentralización, entre otros objetivos alcanzados.

El día concluyó con la conformación de 9 mesas trabajo entre las que estaban: tierra y territorio, autonomía indígena, recursos naturales, participación y representación política, educación, salud, comunicación, género, estatuto y asuntos orgánicos. 

El último día de la GANPI se dedicó al trabajo de las mesas y a la presentación de los documentos que se trabajaron en cada una de ellas, proceso que finalizó a avanzadas horas de la tarde, luego de lo cual se conformó el comité electoral integrado por un representante de cada una de las regionales. Fueron 3 los candidatos que se postularon a la presidencia; Nelly Romero por la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Lucio Ayala por la Central de Indígena de Pueblos Originarios Amazónicos de Pando (CIPOAP) y Adolfo Chávez que fue postulado por la Central de Mujeres Indígenas del Beni (CMIB) y la Organización de Capitanías Weenhayek Tapiete (ORCAWETA).

Después de la presentación de candidatos vinieron los reclamos de algunas regionales, como la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEM-B) que acusaba a Adolfo Chávez de malos manejos, otros reclamos tenían que ver con la falta de presentación de un informe económico por parte del presidente y el hecho de que su candidatura no fue presentada por su organización de origen, la Central de Pueblos Indígenas de La Paz (CPILAP); sobre esto último, Adolfo Chávez indicó que se amparaba en artículo 23 del reglamento eleccionario de CIDOB que indica que un dirigente saliente puede volver a postularse si es propuesto por alguna regional, sin indicar si dicha organización debe ser la regional de origen del postulante, algo que si es un requisito para quienes quieran postular a la directiva de CIDOB y no sean dirigentes salientes.

A pesar de las observaciones la GANPI decidió continuar con el proceso eleccionario, resultando elegido Adolfo Chávez Beyuma mediante sufragio secreto, con 253 votos de 476 votantes. La elección generó protestas de parte de la APG, la CPEM-B y la Coordinadora de Pueblos Étnicos de Santa Cruz (CPESC), por las razones ya mencionadas.

Por su parte, Adolfo Chávez destacó que es la primera vez que un presidente de CIDOB es reelegido y aseguró que queda mucho por trabajar en lo que se refiere a la autonomía indígena, deslinde jurisdiccional y control social

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces