Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpgzcoverConvocatoria.jpg

 

Propuestas Económicas Productivas

“Hoy tenemos esta tierra y la debemos cuidar con nuestras vidas”. Estas fueron las palabras de cierre del dirigente nacional del Movimiento Sin Tierra, Silvestre Saisari, durante el acto en que el Presidente Evo Morales entregó más de 500 títulos comunitarios e individuales a agrupaciones indígenas y campesinas en San Ignacio de Velasco.

Días después que se cumplieran dos años de la promulgación de la ley Nº 3545 de Reconducción Comunitaria de la Reforma Agraria, la comunidad de San Martín, a unos 450 km. de Santa Cruz de la Sierra, fue escenario de este encuentro que convocó a centenares de vecinos de la zona y comunidades cercanas. De los títulos entregados, por una superficie de 250 mil hectáreas, 150 mil de ellas pertenecen a San Ignacio de Velasco.

Durante el acto, el Viceministro de Tierras, Alejandro Almaráz, relató los motivos por los cuales se eligió ese sitio. “En marzo, los compañeros campesinos que venían con gente del INRA y de Tierras con una resolución legal fueron recibidos por grupos de choque de los cívicos. Fueron robados, golpeados y expulsados de este lugar. La respuesta fue violencia y humillación. También aquí, en ésta provincia, quemaron sedes de organizaciones sociales y fue aquí que el padre Vega sufrió represalias por luchar por los pobres. Por todo eso estamos aquí”, finalizó.

Después, el Presidente resaltó que con los Gobiernos anteriores, hasta enero de 2006, “se habían saneado 9 millones de hectáreas en 10 años mientras que con esta gestión, en tres años se sanearon más de 18 millones”. En el acto también hablaron el cacique Rodolfo López de la Organización Indígena Chiquitana (OICH)  y el padre Vega de la comunidad, entre otros.

CIPCA acompañó este proceso a través del fortalecimiento de las unidades productivas de las comunidades. La entrega de títulos se recibió en las organizaciones con una gran alegría después de años de lucha pero se espera que con este mejoramiento vengan otros.

En su diario vivir, muchas de estas personas beneficiadas con las titulaciones recorren más de 30 km. a pie para poder obtener agua potable para beber y cocinar y en medio de ese camino atraviesan el monte y ponen su vida en riesgo. Por eso es que añoran que en un futuro no lejano, puedan tener acceso cercano a los servicios básicos y carreteras.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces