Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

Las familias campesinas que habitan el territorio nacional organizan su producción en función de dos factores centrales: la primera, son las necesidades familiares que deben satisfacer con la producción agropecuaria y de otros rubros (artesanales, transformación, venta de fuerza de trabajo) y la segunda, es organizar su producción en función de los condicionantes de su ecosistema (diversidad climática, ecológica y acceso y uso a los Recursos Naturales renovables y no renovables). Estos procesos de producción y reproducción biológica y material están supeditados además, a la disponibilidad de mano de obra familiar y a las redes de relaciones socioculturales que las familias han ido consolidando por generaciones, tanto a nivel intra como extra comunal.

Según estudios realizados por el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), las actividades agropecuarias sumadas a la artesanía, transformación, venta de fuerza de trabajo, caza, pesca, forestería y recolección son las principales fuentes de ingreso que mueven la economía de familias campesinas/indígenas.

La complementación de los ingresos en la economía familiar es dinamizada con estrategias de corto y mediano plazo como la venta de fuerza de trabajo, emigración y comercio. Esto demuestra que las familias sustentan su economía con ingresos provenientes del sistema productivo, la venta de fuerza de trabajo y otras transferencias. Dicha combinación e interrelación les garantiza cierto nivel de estabilidad en su economía.

Existen tendencias teóricas que apuntan a la economía campesina como una economía de auto subsistencia y autoconsumo y que su diversificación es dada con fines de sobrevivencia. Consecuentemente, sus características están enmarcadas en el empleo de pequeñas parcelas, la intensidad de uso de la mano de obra familiar, la baja productividad, el bajo uso de insumos y de tecnología que permita una economía que mejore la calidad de vida.

Sin embargo, aunque parezca contradictorio, ha sido la sociedad rural junto a su economía diversificada, la que ha alimentado y subvencionado a la población urbana. Actualmente, en el país, se están produciendo cambios coyunturales referidos a la promoción de procesos de Desarrollo Rural Sostenible, pero no parece existir una conceptualización clara en cuanto al fortalecimiento de esta forma particular de economía que combina a la mercantil (basada en la maximización de la ganancia) con la indígena (que contiene la búsqueda del equilibrio entre la producción y la sostenibilidad del entorno natural, la reciprocidad y la redistribución que en sí mismas conllevan elementos éticos diferentes al mercantil).

En ese sentido, CIPCA pretende contribuir a la generación de estrategias que contribuyan a activar la economía campesina/indígena, pero que estas vengan combinadas con procesos de sostenibilidad ambiental, la seguridad alimentaria y la inserción en el mercado. Tres elementos aparentemente contradictorios que empero se complementan en la práctica cotidiana y en la dinámica de las economías campesina/indígenas.

En este sentido, con el presente FORO-DEBATE se busca encontrar algunos elementos que permitan visibilizar, en un mediano plazo, el rumbo y las estrategias para un desarrollo rural sostenible desde la economía campesina/indígena.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces