Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

RGANIZACIÓN INDÍGENA CHIQUITANA (OICH)

Usaka – Aibu – Nuipiaka
Estamos con nuestra sabiduría
Personería Jurídica R.M. Nº 132/93 R.P. Nº 75/98

PRONUNCIAMIENTO DE LA ORGANIZACIÓN INDÍGENA CHIQUITANA (OICH)

En Concepción a hora 10:00 a.m., del día jueves 07 de diciembre del presente año, se reunió la Organización Indígena Chiquitana (OICH), representante de las organizaciones indígenas de la Chiquitanía para analizar las medidas de hecho y en especial, los actos vandálicos ocurridos el día 06 del presente en la Brigada Parlamentaria Cruceña, en oficinas del representante y hermano del Pueblo Chiquitano Honorable Carlos Cuasace Surubí, los cuales fueron protagonizados por un grupo de universitarios, amparados y protegidos por el Comité Cívico, prefectura, ex dirigentes, grupos de poder y partidos tradicionales, los cuales conforman la denominada Media Luna, analizando los antecedentes la ORGANIZACIÓN INDÍGENA CHIQUITANA (OICH), se pronuncia ante el país, rechazando y repudiando estos hechos violentos y vandálicos que están protagonizando estos grupos y manifiesta a la opinión pública lo siguiente:


Que los pueblos indígenas chiquitanos y de Tierras Bajas, venimos demandando por muchos años el respeto a nuestros derechos fundamentales, derecho a nuestros territorios, alos recursos naturales y Asamblea Constituyente, proponiendo la modificación de la Constitución política del Estado, la cual tiene que representar a todos los pueblos indígenas y originarios de este país, respetando sus derechos políticos, económicos, sociales y culturales de los Pueblos Indígenas, principalmente el derecho a sus territorios ancestrales, su autodeterminación, el desarrollo con identidad, la participación política en las instancias de gobierno, las autonomías territoriales indígenas, la educación intercultural bilingüe.

 

POR TANTO:

La Organización Indígena Chiquitana (OICH), y sus organizaciones indígenas de base, en uso de sus legítimas atribuciones que le confiere el Estatuto, reglamento.

 

RESUELVE:
Primero.- Condenar estos hechos vandálicos y violentos ejercidos por estos grupos de poder que quieren tomar la representación de las ciudadanas y ciudadanos y de los pueblos indígenas de tierras bajas en contra de nuestro representante y hermano del pueblo chiquitano Honorable Carlos Cuasace Surubí, de sus organizaciones indígenas, sus centrales, las comunidades e instituciones que apoyan a la defensa de sus derechos, lo que muestra un accionar discriminatorio contra el Pueblo Indígena Chiquitano y en especial contra los pueblos indígenas originarios de Bolivia.

Segundo.- Respaldar moral y materialmente a nuestros representantes del Pueblo Chiquitano, Asambleístas, dirigentes indígenas y en especial al Honorable Carlos Cuasace Surubí, los cuales están sufriendo amenazas por estos grupos de poder atrincherados en el Comité Cívico, Brigada Parlamentaria Cruceña, Palacio Prefectural, y por ex dirigentes indígenas que por mucho tiempo se dedicaron a la venta de nuestros territorios y estuvieron y están al servicio de los terratenientes.

Tercero.- Apoyamos a los hermanos Guaraníes en su demanda de creación del DÉCIMO DEPARTAMENTO DEL GRAN CHACO y exigimos a nuestros Asambleístas Chiquitanos, que soliciten la creación del DÉCIMO PRIMER DEPARTAMENTO DE LA GRAN CHIQUITANÍA, el cual estará conformado por las 5 provincias Chiquitanas: Ñuflo de Chávez, Velasco, Ángel Sandoval, German Busch y Chiquitos.

Cuarto.- Repudiar la actitud dolosa y vandálica de los ex dirigentes indígenas que a nombre de los pueblos indígenas de Santa Cruz, están a lados de los que nunca nos representaron, ni reconocieron nuestros derechos fundamentales y lo único que hicieron fue vender y negociar nuestras tierras comunitarias de origen.

Quinta.- El Pueblo Indígena Chiquitano manifiesta que no renunciará en ningún momento a la Asamblea Constituyente, por ser una demanda de los pueblos indígenas de Tierras Bajas y de toda Bolivia, y nos declaramos en estado de emergencia.

Sexta.- La Organización Indígena Chiquitana (OICH) y las organizaciones de base rechazan rotundamente todos estos actos violentos y vandálicos generados por los grupos de poder y partidos tradicionales, atrincherados en el Comité Cívico, Palacio Prefectural, Brigada Parlamentaria Cruceña, los cuales defienden sus intereses económicos y políticos, amparados en la bandera de las autonomías y los dos tercios, manifestamos que no permitiremos que el proceso de la constituyente se frene por intereses particulares y de grupos de poder, si esta situación de bloqueo a la Asamblea Constituyente y a las Autonomías Territoriales Indígenas, que para el pueblo Indígena Chiquitano autonomía no es sinónimo de vandalismo, separatismo y divisionismo, sino es sinónimo de unidad, solidaridad y desarrollo. Si persisten estos hechos violentos y vandálicos el PUEBLO INDÍGENA CHIQUITANO, sus organizaciones y centrales, asumirán medidas de hecho en defensa, de sus organizacio0nes, dirigentes, instituciones, de la democracia y la Asamblea Constituyente.

 

Concepción, 7 de diciembre de 2006

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces