Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

Con el objetivo de buscar nuevas estrategias de desarrollo para el departamento del Beni, la prefectura del departamento del Beni en coordinación con instituciones como: CIDDEBENI, CIPCA, el Museo de Historia Natural Noel Kempff y BOLFOR II, realizaron el día jueves 10 de noviembre, un simposio cuya temática estaba centrada en el desarrollo forestal y el manejo y aprovechamiento de la biodiversidad, se pretendía facilitar el acceso a información y generar un espacio de análisis y trabajo, con el objetivo de sugerir políticas y estrategias de inversión pública y privada, como insumo para la planificación del desarrollo departamental.

Algunos de los expertos en la temática, que asistieron como invitados, y representaron a distintas instituciones fueron: Timothy Killeen del Museo de Historia Natural Noel Kempff Mercado (MHNK), Zulema Lehm de BOLFOR II y Damián Rumiz de la organización internacional Wildlife Conservation Society (WCS), entre otros.

El acto fue inaugurado a las 10:30 de la mañana por el prefecto del departamento, Lic. Carlos Navia, quien en un acto protocolar sostuvo, que la presentación del simposio nace como una iniciativa interinstitucional para tratar ciertos temas de importancia para el desarrollo del departamento del Beni, allí se tocaron 2 áreas fundamentales: el desarrollo forestal y el tema de la biodiversidad.

Así mismo señaló, que para la gestión prefectural este evento se desarrolla a la par de una dinámica en dos sentidos: por una parte el movimiento acelerado de la inversión pública que a partir de los nuevos recursos recibidos por el Departamento del Beni y que en relación a su pasado hacen que se esté interviniendo en mayor medida en infraestructura física, infraestructura productiva, caminos, energía, aeropuerto, sistemas de agua y otros; también se impulsan estrategias productivas que se están desarrollando en el departamento, con nuevas líneas de intervención y particularmente con volúmenes mucho más significativo de recursos financieros, respecto a los indicadores de gestiones pasadas.

La otra dinámica se refiere al proceso que todos conocemos y que en los últimos años se ha convertido en un gran desafío, la intervención productiva de agentes externos e internos de la región, acotó también que esto dos actores son un desafió para quienes están transitoriamente a cargo de éstos procesos: estar concientes de que esto está planteando grandes posibilidades de expansión productiva, de generación de empleos, de satisfacción de expectativas acumuladas muchos años y al mismo tiempo estar conscientes de los grandes desafíos que plantea ya que de no orientarse adecuadamente pueden hacer insostenible este proceso en el corto o mediano plazo y, además, muchas inversiones públicas y también las privadas no puedan producir beneficios sociales y mucho menos rentabilidad económica, que es lo que se espera de este tipo de inversiones.

Un tercer factor que marcó este evento fue que se está intentando tomar en serio el proceso de planificación a mediano y largo plazo, es decir que las decisiones e intervenciones que se definan en la actualidad, responden a una expectativa de por lo menos 5 años en el futuro: como esperamos que sea el Beni en el futuro, como esperamos que se desarrolle la vida en la región, como queremos que funcione la economía y como queremos conservar nuestros recursos y ecosistemas naturales.

Todo este proceso de planificación debe tomar en cuenta la complejidad étnica de nuestro departamento, los más de 16 pueblos indígenas y los múltiples territorios que ocupan una buena parte del Beni.

La relevancia del simposio está dada por los aportes de científicos expertos, actores productivos y sociales que ayuden en la planificación del desarrollo beniano y permiten que la gestión prefectural tome decisiones acertadas para la elaboración del Plan Quinquenal, es decir, saber donde debemos intervenir, que factores debemos tomar en cuenta y considerar el momento preciso para hacer las ejecuciones en el futuro inmediato y en la actualidad.
El prefecto también resaltó su gran satisfacción al recibir el aporte de instituciones nacionales e internacionales como: el Museo Noel Kempff Mercado, CIPCA y BOLFOR que cooperan frecuentemente con expertos quienes visitan la zona y aportan con sus conocimientos.
El lo referente al área productiva, algunos temas importantes son las 50 mil hectáreas sembradas con arroz, la fuerte inversión que se hará de cultivos de soya en zonas boscosas y la presencia de nuevos actores sociales como los menonitas, que ya están en la región; por otro lado se mencionó las presiones de procesos de colonización espontáneas en varias zonas, como en la provincia Iténez, Ballivián, en la zona Sur del TIPNIS (Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Secure) o en la zona del monte San Pablo.

En el evento estuvo claro que un tema fuerte al que hay que apuntar es el sector forestal, puesto que existe una experiencia acumulada de aprovechamiento de la biodiversidad, pero sin embargo aún no se tiene claro hacia dónde se quiere llegar exactamente, productivamente en qué queremos convertirnos, cómo y hasta dónde desarrollar capacidades productivas, agrícolas y de otros sectores específicos.

Producto del simposio surgen las siguientes preguntas: ¿Cuáles deben ser las limitaciones para la intervención en los extensos humedales que existen en el departamento? ¿Cuáles deben ser los condicionamiento para el aprovechamiento productivo de las sabanas naturales, que durante varios años solo han sido aprovechadas por la ganadería extensiva? ¿Cuáles son los efectos o beneficios que condicionan el aprovechamiento agrícola o forestal en pequeña escala, de zonas boscosas tradicionalmente ocupadas por actividades de caza, pesca y recolección?
Este conjunto de preguntas son las que están condicionando lo que se puede hacer en el futuro, pero también condicionan las cosas que se deben hacer de inmediato; un aspecto vital es garantizar la distribución equitativa de los recursos económicos que se generen con estas intervenciones y de esta manera generar políticas sociales positivas, así al mismo tiempo se hace realidad una esperanza del pueblo beniano: el desarrollo sólido de su capacidad productiva, pero en forma sostenible, para posibilitar mejores condiciones sociales para sus pobladores.
La prefectura del Beni ha querido llegar a otros campos de la inversión pública generando políticas públicas departamentales, realizando un reordenamiento institucional, fortaleciendo el rol, promoción y control de la actividad forestal en el departamento, ya que se cuenta con más de 10 millones de hectáreas de recursos forestales.

Con esto se contribuye a desarrollar y potenciar la región que es el espacio de vida de muchas comunidades, de mucha gente y esperamos que las estrategias que se están diseñando con BOLFOR, apunten en ese sentido, para que esto se pueda consolidar en el futuro se realizar acercamientos con diversas instituciones que trabajan en el tema, y se pretende hacer proyectos relacionados al aprovechamiento forestal, promocionando el sector y haciendo que los actores locales participen, especialmente los pueblo indígenas.

Para aprovechar sosteniblemente los recursos forestales del departamento va a ser de mucha utilidad el trabajo realizado estos días, ya que ayudará a consolidar, tanto lo panificado para el 2005- 2006, como lo que debe planificarse para el futuro; creemos que esas 10 millones de hectáreas se pueden manejar sosteniblemente. Ese es el contexto que nosotros vemos en este evento, que permite consolidar los pasos orientados a una consolidación interna de la prefectura y provee insumos prácticos y concretos para la elaboración del Plan Quinquenal, específicamente para los sectores relacionados con áreas productivas, biodiversidad y desarrollo forestal entre otros.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces