Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

La fuerza de la reivindicación del pueblo indígena, en contra de la forma tradicional de manejar el gobierno municipal y el cuoteo de “pegas”, se convierte en uno de los motivos de la participación de un importante número de guaraníes -hombres y mujeres- en las próximas elecciones municipales de diciembre. Fueron muchos años de “pensar” en ser autoridades de sus municipios para proponer un gobierno equitativo e igualitario para todos los sectores de la sociedad civil.

Por eso, “Indígenas al poder” no es un simple slogan, es sinónimo de la determinación del derecho de los pueblos indígenas a vivir su cultura, expresarse en su idioma, asumir la gestión del gobierno municipal, administraran su territorio. A partir de esto revalorizar la existencia de lo pluricultural y multiétnico que tiene este país. Esta expresión de la demanda indígena debe valorarse como parte de su fortaleza organizativa y movilizadora antes que como “población”, que da una idea de actores individuales. Esta fortaleza se basa en que la elección de los representantes guaraníes se realiza a través de la democracia directa, cuando este principio está siendo redescubierto para denominar acciones de participación y legitimidad de las personas y/u organizaciones. El pueblo guaraní practica la democracia en la elección de sus representantes comunales, zonales, departamentales y nacionales, sin necesariamente denominarlos como participación ciudadana. El pueblo guaraní, con esta participación masiva en los comicios municipales, tiende a consolidar su presencia en el ámbito local pero también nacional a través de la Asamblea Constituyente, las elecciones nacionales, etc; en la perspectiva de lograr equidad e igualdad para una mayor integración de la sociedad nacional.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces