Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

Son dos los escenarios respecto a la autonomía indígena en San Ignacio de Mojos: uno que sus habitantes aprueben la opción de transición de municipio a autonomía indígena, manteniendo integro el territorio municipal como su jurisdicción.  Otro, que los ciudadanos de los territorios indígenas avalen su tránsito hacia la autonomía indígena por separado, mientras se deja la opción de que San Ignacio se mantenga como un municipio, básicamente urbano. 

Por la presencia de una mayoría de comunidades que se reconocen como indígenas, las expresiones fuertes de autoidentificación étnica, la experiencia política de las organizaciones indígenas, la historia y el papel de sus dirigentes en las luchas por territorio y representación,  San Ignacio de Mojos reúne condiciones para la primera opción.   En este municipio, actualmente se ubican tres territorios Indígenas: TIPNIS, TIMI y TIM, cada uno con diferentes experiencias de participación política y autogobierno.  En la localidad de San Ignacio, articulados por la institución del Cabildo de San Ignacio,  el aporte de las familias mojeño-ignaciano a la identidad local es determinante, a través de los espacios públicos festivos durante las fiestas patronales y religiosas, en los rituales cotidianos de la iglesia.  Su presencia determina el contenido cultural de la vida urbana en todas sus dimensiones, configuran con  sus prácticas culturales al orgullo local pero su participación en los espacios políticos no tiene ninguna relación con su aporte cultural.

Existe entre los actores indígenas de San Ignacio de Mojos  un potencial político, una solidaridad interétnica y una red de organizaciones que podrían facilitar una consulta hacia la autonomía indígena vía municipio.  Aunque el municipio de San Ignacio tampoco es una sociedad articulada en sentido amplio, por eso mismo ha habido en años pasados demandas de crear otra sección municipal;  tiene una conformación multiétnica  y localista que se delimita incluso mediante espacios más o menos definidos de ocupación cultural. Los ignacianos se articulan hacia la localidad de San Ignacio, desde las comunidades del TIM y el TIMI, en cambio los trinitarios  son mayoría en el TIPNIS con poco afecto por San Ignacio de Mojos,  otro grupo de comunidades trinitarias  circulan en torno a la localidad de San Francisco de Mojos y otro  se integran a San Lorenzo de Mojos.

En los territorios indígenas señalados se han logrado avances en la conformación de instituciones políticas  y espacios públicos de deliberación,  las organizaciones territoriales de cada TCO ya tienen más de un década, aunque todavía más expertas como forma de representación de intereses hacia espacios externos que como un gobierno interno con todas las prerrogativas de hacer cumplir decisiones.  Sin embargo, ya existe una tradición política respecto al funcionamiento de las organizaciones,  con mecanismos internos de consulta, procedimientos,  reglas y  espacios de deliberación sobre temas que afectan a sus recursos naturales y habitantes.   

Pero las expectativas de transitar, por separado, hacia la autonomía indígena desde la forma TCO son también visibles entre sus dirigentes, pero se tendrán que acomodar en función a los criterios que defina la futura Ley Marco de Autonomías. Las organizaciones indígenas han iniciado y continúan el análisis de esta temática y consideran prudente no tomar decisiones apresuradas.  Una posible conversión de municipio a autonomía indígena supone varios desafíos que corresponden al diseño de la organización interna en cuanto a la composición y forma del gobierno indígena,  por ejemplo dado el componente multiétnico será necesaria alguna forma de poder compartido. No obstante, con esta vía, las posibilidades de aplicar procesos de autonomía local en base las TCO son reales y tendrían desde luego mejores perspectivas de desarrollo que los actuales distritos municipales indígenas.  Incluso el Cabildo de San Ignacio de Mojos que todavía no ha podido transitar hacia una forma de actor político, sin dejar de lado su función de socialización cultural y  cohesión étnica, puede optar por la modalidad de autonomía política funcional.

(*) Wilder Molina es sociólogo de CIPCA Beni

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces