Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

En Cochabamba se llevaron a cabo, en pasados días, tres eventos de importancia nacional e internacional: 1) La rememoración de los 10 años de la “Guerra del Agua”, 2) la III Feria Internacional del Agua y 3) la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra (CMPCC). Las declaraciones y reflexiones públicas de dichos eventos nos muestran mensajes comunes y ciertas diferencias referentes las causas, efectos y propuestas sobre el agua y seguridad alimentaria frente al cambio climático.


En estos eventos se señaló con vehemencia al modelo de desarrollo capitalista como causante estructural del cambio climático, relacionándolo con modelos de producción extractivista, privatizadora, mercantilista y contaminante. Los ejemplos que se pusieron fueron: la agroindustria, el agronegocio, las concesiones para la explotación de recursos naturales que causan conflictos ambientales. Todos, incluida la controvertida “mesa 18” (de la CMPPCC), coincidieron en señalar que en esas actividades extractivistas prima el lucro antes que la producción de alimentos y el bienestar común; en la Feria del Agua, añadían además que la agroindustria y el agronegocio realizan un uso excesivo del agua y que la misma devuelve desechos contaminados causando desequilibrios en el ciclo hidrológico.


Una diferencia importante es que, tomando en cuenta las declaraciones públicas, en la CMPCC pareció que toda la crítica al capitalismo y modelo extractivista estuvo dirigida hacia los países industrializados como principales causantes del cambio climático. En cambio en la Feria Internacional del Agua, señalaban la persistencia de ese modelo extractivista en los gobiernos latinoamericanos. Indicaban que eso se refleja en los conflictos socioambientales, que expresan vulneración de derechos colectivos, que en el caso boliviano, algunos de los ejemplos son los casos: Corocoro - Jacha Suyu Pakajaqi, Lliquimuni - Pueblo Indígena Mosetén – Mina San Cristóbal - FRUTCAS Sudoeste de Potosí - Mutún - Chiquitanía Pantanal, TIPNIS - CONISUR, Cuenca Huanuni, entre otros. Ambas posiciones si bien parecen opuestas, en realidad se complementan por el hecho de que una mira hacia “afuera” y la otra hacia “adentro”, por tanto, el mensaje de fondo expresado en las declaraciones de la Feria del Agua (aunque también en muchas mesas de trabajo de la CMPCC) fue: “primero mirar nuestra casa para luego dar mensajes al mundo”.


Sobre los efectos del cambio climático, hubo coincidencias en señalar a la disminución del agua como expresión clave de las consecuencias que ya se viven. Disminuye el agua por la disminución de lluvias, por las sequías, por el derroche de agua dulce bajo la creencia de que se trata de un recurso ilimitado, por el deshielo de glaciares; la contaminación del agua por desechos de industrias, agroquímicos, basura, erosión de suelos, etc. A esto se suma la desaparición de especies vegetales y animales, la deforestación, la extensión de desiertos. Todo ello significa que corre peligro la disponibilidad de alimentos que daría lugar a aumento del número de hambrientos en el mundo que en la actualidad ya sobrepasa la cifra de 1.020 millones de personas. Esa descripción de los efectos del cambio climático no es nueva, sin embargo nos interpela y conduce hacia la necesidad de poner énfasis en la forma cómo se maneja el agua tanto para consumo humano como para la producción agropecuaria. Mucho más si se reafirma el agua como bien común y derecho humano que no puede privatizarse a decir de las reflexiones en la rememoración de la “Guerra del Agua”. Los efectos del cambio climático, nos interpela y nos conduce a promover una mayor eficiencia en el uso del agua escasa en la producción de alimentos; evitar la contaminación por todos los medios; poner atención en la recuperación de la agrobiodiversidad y detener procesos de degradación de suelos que conducen hacia la desertificación. No sólo es preocupante la disminución de alimentos, sino el hecho de que miles de pequeños agricultores, que en realidad son los que producen para la seguridad alimentaria, ya no puedan producir alimentos y tengan que emigrar. A nivel mundial existen 50 millones de migrantes por causas del cambio climático y para el 2050 se proyecta la existencia de de 200 a 1000 millones, según datos de la CMPCC.
Existe la necesidad de recuperar la armonía con la naturaleza y entre los seres humanos, fue la respuesta de la CMPCC, frente al análisis de las causas estructurales del cambio climático. En ese marco hubo coincidencias en presentar a la agricultura orgánica y la agricultura ecológica, que recupera el conocimiento campesino indígena originario y prácticas comunitarias, como la alternativa sustentable que asegura la producción de alimentos y la soberanía alimentaria. Esa alternativa junto a la preservación de los bosques, la recuperación agrobiodiversidad y el uso adecuado del agua, son quizá las alternativas más difundidas en temas de seguridad alimentaria frente al cambio climático.


Los mensajes expresados en las reflexiones y declaraciones de esos eventos indican no sólo un análisis de la problemática del cambio climático sino la necesidad de tomar acciones “comenzando desde casa”, sobre todo si abordamos el tema agua y seguridad alimentaria. Acciones a nivel personal, cambiando actitudes y prácticas en el uso de agua, evitando derroches; a nivel local/regional, incentivando políticas favorables a campesinos productores de alimentos; a nivel de País con la participación del Estado, promoviendo políticas de desarrollo coherentes con la propugnada “recuperación de la armonía con la naturaleza y entre seres humanos”. A nivel Internacional, continuar con la lucha para que los países desarrollados asuman su responsabilidad y realicen compromisos vinculantes frente al cambio climático, sin que esto signifique librar la responsabilidad que tenemos cada habitante de este planeta tierra.

(*) Elizabeth Vargas es directora de CIPCA Cochabamba

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces