Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

Lo urbano y rural, cuando la realidad supera la teoría

En la realidad de los países latinoamericanos, la velocidad y complejidad de los procesos en los que se construyen y redefinen las fronteras entre rural y urbano, rebasan las posibilidades de las teorías y categorías conceptuales existentes para explicar desde su dimensión integral, dichos fenómenos.

Pues, lo rural y urbano, no es sólo una realidad y categoría cartográfica; es en esencia la cualidad identitaria que le dotan sus actores sociales, quienes protagonizan, construyen y redefinen dichos espacios a partir de sus imaginarios colectivos, sus proyectos políticos, sus patrones socioidentitarios, sus intereses y estrategias económicas, como también, por la influencia de los factores del contexto globalizado, como el mercado, la tecnología entre otros. Bajo esta concepción, se asume que la velocidad, el ritmo, la dirección, la complejidad y perspectivas de las redes de interconexión que se generan entre el espacio rural y urbano, son factores que comienzan a desdibujar las fronteras, territoriales, económicas, políticas y culturales construidas entre estos dos espacios; creando con ello, nuevas realidades abigarradas que demandan una mirada holística y sistémica para comprender los espacios urbanos y rurales.

A pesar de esta necesidad para abordar la realidad urbana y rural desde su concepción multidimensional, la mayoría de los países de sudamerica, asumen de manera prioritaria la variable poblacional y territorial para definir lo urbano y rural. Bolivia, es uno de los países que define el espacio urbano a partir de la concentración de más de dos mil habitantes en una unidad espacial-geográfica,y lo rural, a un número menor de los dos mil habitantes no aglomerados en una determinada unidad espacial-geográfica.

Enmarcado en estas variables, se analiza lo urbano y rural en las estadísticas del Estado Plurinacional de Bolivia, tomando para ello, la información oficial generada en los Censos de Población y Vivienda.

En seis décadas, se ha invertido la relación porcentual de la población urbana y rural en Bolivia

El Censo de Poblacióny Vivienda realizado el año 2012, da cuenta que Bolivia tiene una población total de 10.027.254 habitantes. De esta población, el 67.03% reside en las áreas urbanas y el 32.07% en las áreas rurales. Hace 64 años atrás, esta relación porcentual en la población boliviana, era inversa.

El Censo de Población y Vivienda del Año 1950, establecía que la población rural representaba el 73.8% de la población total, mientras que la población urbana, alcanzaba el 26.2%. Dos décadas y media más tarde (1976), el Censo muestra el descenso de la población rural en 15 puntos porcentuales (de 73.8% a 58.7%), por consecuencia, la población urbana logra ascender de 26.2% a 41.3%. Esta tendencia del descenso poblacional rural y el ascenso poblacional urbano, es más evidente en el periodo inter censal de 1976 al 2001, ya que, de constituir el 58.7%, la población rural baja a 37.6%, por su parte, la población urbana establece un ascenso de 21 puntos (41.3% a 62.4%). Una década más tarde, entre el Censo de 2001 y el censo de 2012, se invierte definitivamente, la relación porcentual entre la población rural y urbana, la primera aunque en términos absolutos creció en 0.5% en este periodo inter censal, solo representa el 32.07% de la población del país y la segunda, con un crecimiento promedio de 2.4%, representa el 67.03% de la población total.

Si bien la tendencia a la modificación de la relación porcentual entre la población urbana y rural es evidente en el caso de Bolivia, constituye una responsabilidad del Estado Plurinacional al momento de elaborar las políticas públicas, considerar la influencia de fenómenos sociales que están determinando los procesos de definición de las poblaciones. Uno de ellos, es la estrategia económica productiva de familias rurales, reflejadas en el desarrollo de la doble y triple residencia. De igual manera, es pertinente considerar la decisión que toman familias urbanas y rurales, para migrar de manera temporal a sus lugares de origen, a objeto de ser censado allí y de esta manera beneficiar a sus gobiernos municipales con el incremento de recursos económicos provenientes de la coparticipación tributaria.

Se acentúa la ola expansiva de la urbanización y ruralización en los espacios locales y regionales

Desde la dimensión de los espacios locales y regionales, también se observa una reconfiguración en las dinámicas de urbanización y ruralización de dichos espacios.

En este marco, se observa que en el periodo inter censal 2001-2012, existen municipios que han experimentado un exponencial crecimiento de su población urbana. Por ejemplo, en el departamento de Cochabamba, los municipios que han incrementado su población urbana de forma acelerada, son Sipe Sipe con el  355% y San Benito con el 309.6% respectivamente; Warnes con el 295.9%, La Guardia con el 215.7%y San Julián con el 214.2% en el departamento de Santa Cruz y el municipio de Mapiri con el 125.8% en el departamento de La Paz.

Por otro lado, los municipios que en el mismo periodo inter censal han incrementado su poblaciónrural, son entre otros: Escara con el 389.3%, Carangas con el 138% y Yunguyo de Litoral con el 132.6% en el departamento de Oruro; San Joaquín con el 257.7% en el departamento del Beni; Esmeralda en el departamento de Oruro con el 183.8%; Nueva Esperanza, San Pedro y Sena en el departamento de Pando con el 179.5%, 176.4% y 153.2% respectivamente.

Otro fenómeno a considerar en la ruralización del país, está relacionado con el alto nivel porcentual de municipios rurales, ya que de los 336 municipios existentes en el País, 212 son municipios compuestos sólo con poblaciones rurales.

En el ámbito regional, los departamentos que han incrementado su población urbana durante el periodo inter censal 2001-2012, son: Santa Cruz con el 81.2%, del total de su población, Beni con el 72.1%, Cochabamba con el 68.2%, La Paz con el 66.5%, Tarija con el 65.2% y Oruro con el 64%. Mientras que los departamentos con mayor predominancia de población rural, son Potosí con el 59.4% de su población total, Pando con el 52.6% y Chuquisaca con el 52.2% del total poblacional.

La realidad en el caso de Bolivia, está convocando a repensar y redefinir las categorías de lo urbano y rural. Esta redefinición categorial, debe asumir la interconectividad y complementariedad como elementos estructurales de dichos espacios; así se facilitara una planificación coherente, integral y sostenible de las políticas públicas en los espacios urbanos y rurales, en su condición y cualidad de medio de vida y derecho humano de las personas.

 

(*) Fernando Heredia es miembro de la Unidad de Acción Política de CIPCA

 

 

 

 

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces