Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpg

Propuestas Económicas Productivas

Hace cinco años, el 2 de agosto de 2009, en Camiri, en el Chaco cruceño, se hizo el lanzamiento de las autonomías indígena originario campesinas. Se instituyó esa fecha como “el día de las autonomías indígenas” y se promulgó el Decreto Supremo 231 que se pensaba viabilizaría las autonomías indígenas.

Entonces se apuntaron unos veinte municipios para convertirse a este tipo de autonomía; pero las trabas, requisitos poco apropiados y el escaso tiempo que se les otorgó, sólo once municipios decidieron por referéndum del 6 de diciembre del 2009 ir a este tipo de autonomías. Todo el costo del proceso posterior de elaboración participativa de los proyectos de estatutos, el engorroso trámite consiguiente, etc. recayó totalmente sobre las espaldas de las organizaciones indígenas que demandaron la autonomía.

El 2010 se promulgó la Ley Marco de Autonomías y se tenía la expectativa que daría un impulso en general al proceso de descentralización y autonomías en el país y particularmente a las autonomías indígenas, pero el ritmo y dinámica no variaron en lo sustancial.

Este 2 de agosto se cumplieron cinco años desde la promulgación de la norma para el inicio de las autonomías, y sólo dos municipios han logrado que sus estatutos pasen el control de constitucionalidad por el Tribunal Constitucional, el trámite duró casi dos años. San Pedro de Totora obtuvo el 6 de febrero, y Charagua el 12 de junio recién pasados. Otros tres siguen esperando el control de constitucionalidad de esta instancia estatal y en los demás el proceso está paralizado.

Las organizaciones indígenas de San Pedro de Totora y Charagua deben socializar los estatutos autonómicos y organizar con el Estado el referéndum aprobatorio. No obstante, este proceso colisiona con el proceso electoral departamental y municipal que se llevará a cabo el próximo año. Entonces queda la duda sobre si se elige a las nuevas autoridades en estos municipios con los estatutos autonómicos indígenas o con la ley electoral. Las organizaciones indígenas propusieron la aprobación de una Ley corta para la constitución de gobiernos autónomos indígenas originarios provisionales a través de sus normas y procedimientos propios, propuesta que está en el ministerio respectivo, que deberá poner a consideración de la Asamblea Plurinacional.

Desde nuestra perspectiva, pese a las dificultades y la burocracia, la voluntad por la autodeterminación y la autonomía de los pueblos indígena originario campesinos no cejará, y actualmente, hay otros 14 municipios y territorios indígenas del país cuyas organizaciones están encaminándose hacia las autonomías indígenas. Como evidencia, en el municipio de Corque Marka, de la Nación Originaria Suyu Jach´a Karangas, departamento de Oruro, “el gran cabildo de Autoridades Originarias de Corque Marka efectuado en junio se decidió que todas las markas deben realizar la conversión a Autonomía Indígena Originaria Campesina” (CIPCA, julio 2014).

 

(*) Lorenzo Soliz es director general de CIPCA.


Artículo publicado el lunes 4 de agosto en Página Siete.

 

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces