Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpgzcoverConvocatoria.jpg

 

Propuestas Económicas Productivas

A tiempo de conmemorar el día del Medio Ambiente y habiendo transcurrido el primer semestre del año, se evidenciaron una serie de eventos climáticos extremos a nivel mundial y local, pero el hecho más importante y de mayor preocupación fue la creciente concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, superando el umbral histórico de 400 partes por millón (ppm), de acuerdo con el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), nivel que el planeta no había tenido desde hace más de tres millones de años, esta concentración ubica al planeta en un punto crítico a partir del cual podría darse un sobre calentamiento excesivo.

Según el IPCC, el ritmo de crecimiento de la concentración de CO2 en la atmósfera se ha acelerado de aproximadamente 0,7 ppm/año a finales de la década de 1950, a 2,1 ppm/año en los últimos 10 años. De acuerdo a la media anual de 400 ppm de concentración de CO2 que se tiene actualmente, el incremento previsto de temperatura media en el planeta debiera ser de 2,4°C aproximadamente. Sin embargo, el objetivo fijado por la comunidad internacional fue el de no incrementar la temperatura media del planeta en más de 2°C en  relación a los grados registrados de temperatura en la era preindustrial. En el caso de superarse esos 2°C, los científicos consideran que el planeta entraría en un sistema climático marcado por fenómenos extremos.

Del 3 al 14 de junio de este año, los gobiernos de todos los países se están reuniendo en Bonn (Alemania) para tratar la próxima ronda de negociaciones de Cambio Climático (COP 19) bajo el marco de la Convención de Cambio Climático de Naciones Unidas. Esta reunión se constituye en el segundo período de sesiones del Grupo de Trabajo que se estableció en Durbán el 2011, con el fin de  concluir la redacción de un acuerdo universal que acelere y catalice las medidas existentes e inmediatas para afrontar el Cambio Climático hasta el 2015. Los países participantes también tienen la responsabilidad de incentivar cambios, antes de que concluya la década, en el inadecuado nivel de ambición global para confrontar el cambio climático generado por los seres humanos.

A nivel nacional, el Reporte Técnico: El impacto del cambio climático en la Biodiversidad – Bolivia, realizado recientemente por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), señala que si bien Bolivia tendría un nivel bajo en emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), todavía es considerado uno de los países de la región más vulnerable al Cambio Climático, esto debido principalmente a la extrema pobreza en un alto porcentaje de la población y la creciente deforestación, entre otros, además de la falta de información científica para afrontar el cambio climático. De igual manera, según el mismo estudio, la temperatura en el país habría subido en los últimos 25 años entre 0,08 y 0,34 grados centígrados en diversas regiones, y se pronostica aumentos de 1 a 2 °Chasta 2030 y de 5 a 6 °C hasta 2100.

En este difícil contexto internacional marcado por una creciente crisis socio-ambiental es sumamente necesaria una respuesta política que verdaderamente enfrente este reto y se tomen acciones de manera inmediata. Los países desarrollados deben comprometerse a una mayor reducción de los niveles de GEI y a destinar recursos económicos a los países en desarrollo para fortalecer las políticas y acciones destinadas a la adaptación y mitigación al Cambio Climático.

Así también a nivel nacional, entre otras muchas más acciones, se debe fortalecer el marco institucional y normativo propuesto por ejemplo en la Ley Marco de la Madre Tierra y Desarrollo Integral para Vivir Bien - No. 300 para afrontar el cambio climático. Además de hacer énfasis en la elaboración y promulgación de leyes como la de Amazonía y Bosques que planteen un modelo de desarrollo integral y sustentable y que coadyuven a frenar la deforestación y la degradación de los ecosistemas y sus funciones ambientales.

 

(*) Ricardo Rojas Quiroga es miembro de la Unidad de Acción Política de CIPCA

 

 

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces