Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpgzcoverConvocatoria.jpg

 

Propuestas Económicas Productivas

El pasado jueves 17 de mayo, la escuela de la comunidad Villa Marieta, ubicada aproximadamente a 40 kilómetros de Cobija, se vistió de gala para recibir a las autoridades nacionales y departamentales del INRA, autoridades prefecturales, dirigentes de las Federaciones de Campesinos de Pando y Vaca Díez, dirigentes de las sub-centrales campesinas de Bolpebra y Filadelfia, dirigentes y comunarios de Villa Marieta, representantes de ASPROGOALPA, Párroco de Cobija, miembros de la Fuerza Aérea y Policía Nacional, representantes de Cáritas Pando, instituciones como IPHAE y CIPCA Norte, para ser testigos de la colocación y pintado de amarillo, con sus códigos correspondientes, de los cuatro últimos mojones que delimitan el predio de la escuela, con lo que se concluyeron las pericias de campo en todo el territorio departamental.

Aquella tarde, después de una larga espera por el retraso del vuelo del TAM procedente de La Paz, llegó el Director Nacional del INRA, Lic. Juan Carlos Rojas, acompañado por el Director Departamental, Dr. Julio Urapotina –por varios años habíamos esperado este momento, unas horas más … ya no era mucho-. Inmediatamente caminamos hasta el mojón denominado Luis, en reconocimiento al Vicario Apostólico de Pando, Mons. Luis Morgan Casey, por su incansable labor para lograr que los campesinos e indígenas de la región accedan a la propiedad de la tierra, quien además ha presidido la Comisión Interinstitucional de apoyo al proceso de saneamiento de tierras en el norte amazónico, comisión que estuvo integrada por la Federación de Campesinos de Pando, Federación de Campesinos de Madre de Dios, Federación de Campesinos de Vaca Díez, Central Campesina de Guayaramerín, Vicariato de Pando, Cáritas Pando, IPHAE, SNV y CIPCA Norte. Luego de las palabras de rigor de las autoridades del INRA, hicieron uso de la palabra el representante del gobierno departamental y los dirigentes campesinos, todo ello bajo una lluvia tropical, que si bien empapó a los testigos no fue óbice para que todos manifestaran su complacencia y regocijo por la labor cumplida después de haber vencido una infinidad de trabas y obstáculos que se encontraron hasta llegar a esa etapa del proceso de saneamiento. Este importante paso allana el camino para terminar de otorgar seguridad jurídica a todos los pobladores del área rural de Pando.

Cabe resaltar que lo logrado, después de recorrer un largo y escabroso camino, no hubiera sido posible sin la decidida y estoica lucha de los campesinos e indígenas, sus organizaciones y dirigentes, quienes asumieron el desafío de retar a las adversidades y fueron capaces de cohesionarse para lograr su propósito: ser propietarios de un pedazo de tierra, sujetándose estrictamente a las normas legales vigentes. Para recorrer ese camino, muchos dirigentes y comunarios, hombres y mujeres, se capacitaron como promotores jurídicos –con apoyo de CIPCA Norte- para asesorar y acompañar a sus comunidades en la confección de las carpetas comunales, para acompañar y controlar la labor de los técnicos del INRA durante las pericias de campo, para inspeccionar la revisión técnico-jurídica de las carpetas y, sobre todo, para elaborar propuestas y negociarlas con el gobierno nacional y el INRA y conciliarlas con otras personas con derecho espectaticio. En este recorrido fue valioso el asesoramiento de la Comisión Interinstitucional de apoyo al proceso de saneamiento de tierras, así como la voluntad y desprendimiento de otros sectores como el sector barraquero para llegar a constituir la Comisión de Conciliación y Arbitraje, instancia que jugó un rol valioso en las negociaciones con el INRA y el gobierno nacional y en la búsqueda de consensos para solucionar las diferencias entre comunidades y otros sectores; asimismo fue importante la contribución financiera del gobierno departamental para culminar ésta etapa.

Los otros tres mojones se denominaron Bruno Racua, Esperanza e INRA Pando, en memoria de ese gran líder y combatiente indígena que se destacó en la Guerra del Acre, por la Esperanza de un mejor mañana para todos los pandinos y pandinas que tuvieron la visión y capacidad de encontrar solución a una difícil problemática mediante el diálogo y la concertación, e INRA Pando, como justo reconocimiento al personal técnico- jurídico del INRA que estuvo en los más recónditos rincones del territorio pandino con la responsabilidad de cumplir la Ley.

A pesar de que el proceso de saneamiento de tierras no ha concluido, Pando está de regocijo por ser el primer Departamento en haber culminado las pericias de campo y tiene la esperanza de que este ejemplo de cordura y convivencia pacífica sirva de estímulo para que otras regiones del país sigan sus pasos.

(*) El autor es director de CIPCA Norte

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces