Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

La población indígena de América Latina representa aproximadamente el 10%, lo que en cifras reales significa entre 35 y 40 millones de habitantes, agrupados en más de 400 grupos étnicos. Los países de la región con mayor porcentaje de población indígena son: Bolivia, Ecuador, Perú y Guatemala.

Durante los últimos años, los problemas de los servicios bibliotecarios y de acceso a la información en las comunidades indígenas, han empezado a ser considerados en la agenda de diferentes instituciones y asociaciones bibliotecarias. Los sistemas o redes bibliotecarias impulsadas a partir de los sesenta, en gran medida excluyeron a la población indígena, salvo algunos proyectos aislados. Además, el propio modelo de biblioteca, fomentado por estos sistemas, era impropio para el contexto cultural y lingüístico del mundo indígena.

La percepción actual respecto a la atención bibliotecaria a los pueblos indígenas de la región, conmina a los bibliotecarios a profundizar y expandir las experiencias iniciales sobre promoción y desarrollo de estos servicios enfocados en la promoción de la lectura y la alfabetización.

Existen varias experiencias de este tipo de servicios en el Perú, como el Proyecto de Enciclopedia Campesina y la Red de Bibliotecas Rurales en Cajamarca y en Huancavélica, la Biblioteca Magüita que comprende ocho municipios del Brasil, el proyecto Bibliofalca Amazónica de Venezuela, que permite llevar por vías fluviales, recursos bibliográficos a comunidades indígenas alejadas, el servicio de Bibliobús en las comunidades mapuches en la región de la Araucanía en Chile y otros proyectos en México y América Central.

Bolivia es el país con mayor población indígena de América del Sur, según Xavier Albó y Ramiro Molina B. en “Gama étnica y lingüística de la población boliviana” (Naciones Unidas, 2006), basándose en el análisis de los resultados del Censo de Población de 2001, la población indígena de Bolivia constituye el 62,05%, con 33 grupos étnicos.


El sector rural boliviano, presenta elevados índices de analfabetismo, deserción escolar, morbilidad, carencia de adecuadas vías de acceso y en general, una deficiente atención a la población, en lo que se refiere a servicios públicos básicos como salud, educación y cultura, lo que se refleja ampliamente en la falta de servicios bibliotecarios públicos para este sector.

En este sentido, la biblioteca pública tiene un rol importante en la planificación, organización y desarrollo de los servicios bibliotecarios con el fin de satisfacer las necesidades de información de las comunidades indígenas.

Ante la frecuente ausencia del Estado, algunas bibliotecas y sistemas bibliotecarios públicos en Bolivia, han sido creados y sostenidos por la empresa privada o por organizaciones no gubernamentales. Tal es el caso del Centro de Documentación e Información (CEDIB), que mostró una de las experiencias más consolidadas sobre “Servicios de Información Ciudadana (SIC)”, dirigidos a diferentes sectores sociales, incluyendo a la población indígena, que no siendo ajena a la problemática nacional y regional, se encuentra inmersa en temas como: comercio justo, geopolítica, seguridad alimentaria, medio ambiente, género, créditos, política antidrogas, tierra y territorio, crisis política, etc.


El Centro Pedagógico y Cultural Simón Patiño, también ha promocionado la lectura mediante una Red de Bibliotecas Populares, distribuidas en el departamento de Cochabamba, que llega a los sectores marginados de la ciudad.


Otra experiencia es de la Organización de Mujeres Aymaras del Kollasuyo (OMAK), localizada en los departamentos de La Paz y Oruro. OMAK elaboró un interesante e innovador programa de comunicación y educación, diseñado para abarcar a muchas comunidades rurales con nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC), el programa se orienta al apoyo del trabajo de esta organización de mujeres de base, con la recopilación del conocimiento que puedan utilizar a niveles específicos, para su empoderamiento.

Se tiene información respecto a que en el Municipio de San Ignacio de Moxos está naciendo una iniciativa de acceso libre a recursos bibliográficos, TIC y audiovisuales, impulsada por personas particulares con el apoyo de la Iglesia Católica y la Alcaldía, entre otras instituciones.

En los países de la región andina, incluyendo Bolivia, se vienen dando ciertas condiciones favorables para el desarrollo social de los pueblos indígenas, como es la expansión de la Educación Intercultural Bilingüe (EIB), sistema que podrá impulsar la implementación de los servicios bibliotecarios.

La Biblioteca Municipal de La Paz implementará, próximamente, un proyecto de Biblioteca Itinerante en las zonas periféricas de La Paz, con el fin de promocionar la lectura, además, inaugurará Ferias Culturales para que las áreas periféricas tengan acceso a la información que necesitan. Cuentan con 16 bibliotecas zonales, pero carecen de recursos financieros para la actualización de colecciones e incorporación de nuevas tecnologías de la información.

La atención bibliotecaria directa a las comunidades indígenas y a las zonas rurales, es prácticamente inexistente en Bolivia, esto se debe a que para los Gobiernos Municipales, las bibliotecas y la información no son un servicio público tan importante como el agua, la salud y la recreación. En los planes de desarrollo, la cultura y la educación y dentro de ellas, las bibliotecas, no figuran en un lugar preponderante y la falta de presupuesto impide el acceso a información relevante, útil y oportuna, que contribuya directamente al desarrollo de este sector.

En cuanto a los instrumentos para el acceso a la información, sería recomendable la promoción de políticas por parte de los gobiernos municipales y gobierno central que faciliten los medios y la capacitación necesarios para generar un auténtico proceso de diseminación de la información a las comunidades indígenas, lo que repercutiría en una mejor calidad de vida y en el desarrollo social y local de sus habitantes.


(*) Bibliotecóloga, trabaja en la Biblioteca de CIPCA

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces