Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

La campaña electoral ha llegado su fin. Al margen de los resultados, tuvo la característica de dejar a un lado el debate de ideas y propuestas que esperaba la ciudadanía, trocando tal deseo con repudiables actos de violencia y vandalismo, con el resultado de varios heridos como fruto de peleas a puño, agresiones con piedras, exhibición de palos que servían para defenderse y atacar al mismo tiempo y uno que otro disparo de arma de fuego. Los protagonistas de los hechos vergonzosos se apresuraban a imputarlos a sus adversarios circunstanciales. La policía que espectaba, nada aclaró y guardó silencio.

En torno a este ambiente de visibles posturas contrapuestas, los candidatos y sus equipos de campaña “polarizaron” la intención del voto pugnando por ganar adeptos que se sumen a sus causas. Muchos asumieron una actitud prebendal cuya única intención era abusar del clientelismo que pudiera favorecerles, por ello se dedicaron a ofrecer el oro y el moro: cuatrocientos millones de bolivianos a los campesinos; a los niños estudiantes 200 bolivianos y a las niñas 240 bolivianos anuales; así como crear una serie de premios para estudiantes.

Por otra parte, quien ofrecía todo esto, también pregonaba a los cuatro vientos el pago de un bonosol de 1800 bolivianos, beneficio, que en una pasada justa electoral, les negaba a los ancianos; pero por circunstancias electorales lo retomó como una de las banderas de su propuesta. Ahora, la ofrecida generosidad al parecer no es más que eso: promesas, como hicieron antaño, firmando inclusive acuerdos que nunca cumplieron. Por otra parte no se sabe de dónde saldrá el dinero para financiar tales gastos.


RECREAR BOLIVIA

Los dos candidatos que han pretendido polarizar las simpatías del pueblo, según las encuestas que no siempre se cumplen y que ahora sí estamos seguros desorientan al electorado boliviano (sobre el 80% del recuento de los votos, según la Corte Nacional Electoral, PODEMOS de Jorge Quiroga tiene aproximadamente el 30% de los votos y el MAS de Evo Morales el 52%). Dichos candidatos han ofrecido “crear o recrear la nueva Bolivia”, con gente sin mancha y de experiencia que haya hecho de sus vidas, paradigmas que se debe seguir.

Cambiar el país requiere de verdaderos hombres públicos, ya que casi todos los que ejercieron esas funciones lo hicieron para servirse a sí mismos, olvidándose de los intereses del país. Las listas de candidatos, tanto en PODEMOS como en el MAS, muestran que la mayor parte de ellos, con algunas raras excepciones, se han enriquecido con fondos del Tesoro Nacional o con negociados escandalosos que han quedado impunes.

Cierta candidatura encabeza su lista de senadores con un personaje que fue destituido del cargo de embajador -sin haber presentado credenciales-, por obra y gracia de la ex-zarina anticorrupción y con la aprobación del ex-presidente Mesa. En ese entonces se destituyó a esta persona por evidentes muestras de corrupción y enriquecimiento ilícito.

Muchos ex-ministros, que encabezan listas de candidatos en varios departamentos, están también signados con la marca de la corrupción y enriquecimiento ilícito. Con esa gente no se puede hablar de recrear la Nueva Bolivia. Las grandes causas y los nobles propósitos requieren hombres que sean ejemplares, que hicieron de la honestidad y del patriotismo un dogma.

Este ofrecimiento, la “Nueva Bolivia”, trae a la memoria el perdón que pidió al país el ex-jefe de Acción Democrática Nacionalista (ADN), don Mauro Bertero, ya que altos funcionarios de los gobiernos de Banzer y Tuto, no supieron honrar la confianza depositada en ellos por el pueblo boliviano. Es una lástima, que la extinta ADN les hubiera confiado cargos importantes a enanos políticos, sean de cualquier partido tradicional, ojalá en vías de extinción.


EL MAS Y SUS OFERTAS

El Movimiento al Socialismo, creado por una facción disidente de Falange, encabezada por David Añez Pedraza, cuya dirección y control fue tomada por Evo Morales que le dio consistencia y agrupó a ex militantes de izquierda, sectores sociales y de intelectuales, sobre la base de una gran fuerza campesina e indígena, tiene la intención de recrear el país a su estilo.

En los últimos años el MAS tuvo una presencia protagónica en los destinos del país, se convirtió en el abanderado de los sectores excluidos y por lo tanto su fuerza se incrementó. Debido a esto una serie de oportunistas se unieron a sus filas y resultaron más “masistas” que el mismo Evo; es de estos advenedizos de los que hay que cuidarse ya que si se quiere “crear una Nueva Bolivia”, los funcionarios que acompañen y asesoren a Evo Morales en el gobierno tendrán mucho que ver con la refundación del país y allí no se debe permitir ni transacciones ni manoseos de ningún tipo.

Respecto a esto y para refrescar la memoria, cuando nadie creía en el MAS, al obtener la segunda posición en las elecciones de 2002 y ganar espacios políticos, los elegidos como senadores y diputados dijeron que a partir de ese momento se rebajarían las dietas a cinco mil bolivianos, de los más de 20.000 que entonces recibían, y que era suficiente para vivir decentemente y hasta tener ahorros. Infelizmente, antes que la moral prevaleció su interés personal. El único que fue consecuente con esa postura de la rebaja de dietas fue Felipe Quispe, el Mallku, quien dejó su curul por esa razón. Evo Morales tiene que observar bien quienes llegan, ahora, a reforzar sus cuadros de militantes y especialmente quienes gobernarán junto con él.


¿DEFECCIÓN O TRAICIÓN?

A la soberbia de Tuto, se presentó la defección o traición, como llama la mayoría de la gente, a la actitud del candidato a Prefecto de La Paz por PODEMOS, que buscó a Evo Morales para proponerle el “voto cruzado”, que favorecía a ambos. Evo, conociendo a José Luis Paredes, no consideró esa posibilidad y ratificó como su candidato a la prefectura de La Paz, al Dr. Manuel Morales Dávila, repudiando de esa manera una proposición que la calificó de inmoral. Se consideró también la traición de Paredes, al recientemente fallecido ex-Alcalde de El Alto, Arq. Alberto Jiménez Durán.

Esperemos que a partir del 18 de diciembre se edifique una gobernabilidad democrática que se articule entre lo local, lo nacional y lo global, y que juntos recuperemos la conciencia y la confianza en la buena y verdadera política democrática, que es necesaria para conservar y mejorar nuestra amada Bolivia.

(*) Politólogo de CIPCA La Paz

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces