Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural
B-elninio.jpgENCCLICA.jpgalainza.jpgprop.jpgzcoverConvocatoria.jpg

 

Propuestas Económicas Productivas

En el anterior artículo hemos revisado el comportamiento de dos formas de poder; en primer lugar, el poder comunal a partir de la comuni¬dad reunida en asamblea como espacio de cohesión social y en segundo lugar, el poder como influencia al “otro” en sus actos y decisiones, poder como dominación, sojuzgamiento y subordinación, donde la fuente del poder son las cualidades personales y recursos económicos.

En este artículo analizaremos el tema de la representación política, la cual tiene dos vertientes: la representación política democrática delegada y la representación política comunal participativa. La primera legalmente reconocida, constituida en leyes del Estado boliviano, actualmente se expresa en tres formas de representación: partidos políticos, agrupaciones ciudadanas y pueblos indígenas (artículos 222, 223 y 224 de la Constitución Política del Estado).

En la segunda, la representación se da en espacios políticos jerárquicos y orgánicamente establecidos, conocidos por todos nosotros como organizaciones campesinas, pueblos indígenas, capitanías y otros, que se construyen desde las comunidades, subcentrales y centrales agrarias, hasta llegar al ámbito nacional, cuyos miembros cumplen sus funciones por turno y en un sistema rotativo.

Ambas formas de representación tienen objetivos o finalidades comunes, expresarse sobre asuntos públicos (cuales quiera sean estos); muchos de nosotros nos quedamos con el concepto de que las organizaciones sociales, simplemente, son parte de la sociedad civil y no las podemos concebir como estructuras de representación política.

 Actualmente, los representantes de las organizaciones campesinas e indígenas, en muchos casos, son los actores políticos que deciden las políticas municipales, el destino de los recursos, las obras que se deben realizar, la permanencia o alejamiento de los concejales (pese ser una medida ilegal), la estabilidad de los gobiernos municipales, entre otras cosas.

En este marco de acción, muchas veces, los gobiernos municipales cumplen solamente las funciones referidas a la administración de los recursos del municipio en lugar de ser verdaderos actores políticos, con capacidad para decidir y administrar el aparato estatal a nivel municipal.

Por esto, el Estado, con todas sus características, no está presente aún en los municipios rurales (obviamente no es el caso de todos los municipios del área rural), donde las estructuras organizacionales de la población indígena y campesina están fuertemente establecidas; inclusive deciden (en muchos casos) quienes serán los funcionales municipales.


La pregunta es, ¿Actualmente, la sociedad política y la sociedad civil, en los municipios rurales, están claramente definidas? ¿Funcionan de acuerdo a las leyes vigentes?; en mi criterio, aún existe fuerte presencia e influencia política de las organizaciones y funciones comunales en los gobiernos municipales, ya que, en muchas ocasiones, las posturas de estas dos formas de representación política están contrapuestas y entran en un juego de contradicciones llevando consigo una correlación de fuerzas difícilmente manejables.


Existen muchas discusiones sobre las funciones de las organizaciones “sindicales”, mucha veces se concluye que estas organizaciones son simplemente “reivindicativas” y no políticas, esta afirmación no toma en cuenta el carácter histórico en su estructura de representación política a diferentes niveles; ver a las estructuras organizativas indígenas y campesinas como organizaciones, simplemente, sindicales significa quitarles su importancia en la construcción del Estado y su relevancia por el carácter histórico político que tienen.

¿Cómo se pinta el planteamiento del “Municipio indígena”, referente al tema de representación política? Tomando en cuenta las estructuras organizativas de carácter político, en los municipios indígenas, no serían necesarios los partidos políticos, las agrupaciones ciudadanas, ni pueblos indígenas como se establecen en las leyes actuales, se respetaría la representación política comunal participativa por turno y rotación.


¿Cuál es el alcance de este planteamiento?, afecta clara y directamente a las estructuras políticas establecidas y las formas de representación política vigentes; ¿Esto contradice el actual sistema democrático? de ninguna manera, es más bien una forma que coadyuva a la profundización de la democracia con identidad.


(*) Sociólogo CIPCA La Paz

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces