Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

Cuando hablamos de desarrollo, lo hacemos bajo el entendido de que éste implica satisfacer las necesidades tanto materiales como espirituales del ser humano y su comunidad, con justicia social y en armonía con la naturaleza.
Esta visión del desarrollo puede contribuir a eliminar las desigualdades sociales, así como las discriminaciones de género, etnia y edad. Tratar de frenar la expoliación de los recursos naturales del país y el deterioro del medio ambiente. Al mismo tiempo, puede también tender a la superación de las diferencias territoriales y las contradicciones entre el campo y la ciudad que existen en nuestro país.

Dentro de esta perspectiva, corresponde al Estado promover, orientar y regular el desarrollo socioeconómico para que con el esfuerzo del conjunto de la sociedad, se asegure integralmente el desarrollo para todos y todas las ciudadanas de nuestro territorio nacional y las generaciones futuras.

En una entrevista realizada a la señora Miriam Yuco, productora de harina de plátano en San Ignacio de Moxos, nos decía, que movilizar liderazgos, alianzas y recursos para la construcción de un modelo de desarrollo viable y justo, es la mejor manera de luchar y hacer que se revierta la destrucción productiva que ocurre en el país, sobre todo en el departamento del Beni, donde las condiciones de acceso al mercado para la producción agrícola de las familias campesinas e indígenas enfrentan severas dificultades. Es por eso que los campesinos e indígenas necesitan que se desarrolle el potencial productivo, y los gobiernos municipales encaren los profundos cambios estructurales que se requieren para lograr el desarrollo humano sostenible y sustentable.

En otra entrevista, Solange Guzmán de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos del Beni (FSUTC-B), en una entrevista, hizo hincapié en que, los campesinos están trabajando para que la comunidad campesina alcance su desarrollo y sea parte activa de los cambios estructurales del departamento.

En este entendido, el desarrollo local puede convertirse en un factor clave para el impulso del desarrollo sustentable y sostenible del conjunto de la población Boliviana. Aún así, no basta contar con estrategias de desarrollo rural y local, sino que se necesita la participación de todos los actores.

Bajo esta perspectiva, la comunidad campesina e indígena es un actor fundamental, que fortalece la identidad e institucionalidad del municipio. Apoyando la participación de sus organizaciones, la población y sus distintos segmentos, comités e instituciones, como motor del cambio.
Obviamente, bajo esta visión, el desarrollo no puede ser propiciado solamente por la acción del gobierno. La participación ciudadana se convierte en algo indispensable, y demanda en consecuencia, la construcción de espacios y mecanismos que la hagan posible y la aseguren. Esta dinámica establece una nueva relación entre el Estado y los ciudadanos. Ayuda a repensar el rol del Estado y el rol de la ciudadanía, en la configuración y construcción de políticas públicas y de su ejecución.

En definitiva no es solamente un cambio de modelo de desarrollo lo que está en juego, sino un nuevo modelo de sociedad, más autogestionaria, plural, horizontal, solidaria; una sociedad que aminora las brechas sociales, económicas, políticas, culturales y territoriales que parta desde la comunidad es decir desde un desarrollo local.


(*)Comunicadora social de cipca Beni.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces