Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural

 

Propuestas Económicas Productivas

La problemática de la distribución y tenencia de la tierra seguramente pondrá a discutir a los Asambleístas de la Constituyente durante horas y horas, algunos datos pueden ayudar a comprender la misma sobre las diferentes inequidades que se han producido en el proceso de adjudicación de tierras en la Provincia Moxos, departamento del Beni.

La Provincia Moxos tiene un total de 3.361.600 de hectáreas, de los cuales hasta el año 1998 un total 1.302.902 hectáreas, correspondientes a 719 propiedades, estaban inscritas en lo que era el Concejo Nacional de Reforma Agraria cuyo rango abarca entre enero de 1955 y agosto de 1992, hoy, esta documentación se encuentra en el INRA. De estas 719 propiedades, que serán nuestro objeto de análisis, un 98% fueron obtenidas por dotación del Estado, y están registradas bajo el tipo de propiedad: 20% empresa agropecuaria, 54% Mediana Propiedad, 16% Pequeña Propiedad y 8% como Propiedad Proindiviso. Durante este periodo hubieron una serie de anomalías que se tradujeron a la larga en inequidades.

Los gobiernos militares entregaron más tierras: Los registros muestran que la mayor cantidad de tierra se otorgaron durante los gobiernos militares. En los años 60s el 33,78%, en los 70s el 47%, se otorgaron más tierras en Moxos, época que guarda mucha relación con el sentimiento político de la región hoy en crisis. Estamos frente a una inequidad en la distribución de tierras relacionado con el sistema político.

Los Indígenas sólo alcanzan al 10% de la tenencia: Al mismo tiempo, se observa que del total de tierra otorgado, si bien un 25% de los apellidos corresponden a propietarios indígenas, éstos, sólo cubren el 10% del total de la superficie distribuida siendo que la provincia tiene más del 70% a familias indígenas. No por nada, un hecho importante en los últimos años, fue la presión por las TCOs. Estamos frente a una situación de Inequidad social, especialmente étnica.

La tierra está concentrada en pocos propietarios: Aplicando un índice de Gini que mide, el nivel de concentración, el resultado es 0,503 denotando que existió un proceso desigual en la distribución de la tierra concentrando la propiedad en algunos propietarios. El propietario que registra la menor superficie es de 8,7 hectáreas, mientras que la mayor propiedad es de 28.275,5 hectáreas; sin contar que sólo un propietario tiene registrados más de dos propiedades a nombre de familiares y terceros. Estamos frente a una Inequidad en la distribución.

Preferencias legales para unos cuantos : Revisando los procedimientos que se exigen para el registro, hasta llegar a culminar los trámites de los títulos correspondientes, observamos que del total de propiedades, los indígenas han sido los que menos han logrado llegar hasta las etapas superiores del trámite: 10% con Sentencia Ejecutoriada, 50% con Auto de vista, 39% con Resolución Suprema, frente a los propietarios no indígenas que llegaron a un 9% con Sentencia Ejecutoria, 35% con Auto de Vista , 55% con Resolución Suprema, y 1% con Titulo Ejecutorial. De este último, tres propietarios no indígenas han conseguido tener título ejecutorial entre los años 71-75 y una propiedad indígena en un periodo democrático el 86.

Un dato curioso es que la fecha de registro y el número (25491) de la propiedad que tiene mayor superficie (28.275,5 Has) no guarda relación a la correlatividad del número de registro, que debía encontrarse alrededor del año 72, mientras ésta aparece con inscripción en el año 67 cuando la numeración correspondiente a ese año está por los 16000. Estamos frente a una inequidad en el trato legal


Los trámites duran años para los indígenas: Es bueno observar que el tiempo promedio de duración de los trámites, desde la fecha de inscripción hasta la etapa del trámite vigente a esa es de 1100 días, o 36 meses o en su caso 3 años. En Moxos encontramos que un título ejecutorial fue otorgado en un tiempo record de 7 meses y medio a un propietario de apellido Shiriqui en 1972, pasando de la inscripción en febrero, Sentencia Ejecutoriada en marzo a Titulo Ejecutorial en octubre de manera directa. Estamos frente a una Inequidad en la ejecución de procedimientos.


Menor presencia de mujeres indígenas como propietarias: La mujer aparece como propietaria en un 19% del total de las propiedades, de los cuales la mujer indígena solo representa un 9% como propietaria individual y un 2% mancomunada con el esposo o como parte de la comunidad. Estamos frente a la Inequidad de género


Al mismo tiempo existen omisiones que se han observado, tales como, 43% de las propiedades no tienen acta de juramento, 1% está sin audiencia de campo, 37% sin firma de colindantes, 2% sin firma de Juez ni de secretaria.

Nos preguntamos si este tipo de inequidades se repiten en otras zonas como Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y el resto del país. Si los procesos han estado marcados de tanta inequidad ¿Por que seguir de la misma manera?

Sobre la base de estos elementos, es posible concluir que durante el proceso de adjudicación de tierra que se realiza Moxos, urge la necesidad de una revisión del proceso de distribución de tierras y plantear una política de otorgación de tierras sobre la base de: a) Establecer un límite al tamaño de la propiedad, b) Mejorar los mecanismos y procedimientos para agilizar los trámites el sistema de asignación de la misma sobre todo el sistema administrativo debe ser más eficiente en cuanto a plazos, c) Asignar en base a la potencialidad de la tierra, d) Incorporar a las mujeres en los procesos legales como propietarias, y finalmente e) Equidad en la distribución.

Estos datos han sobrevivido el asalto del 19 de diciembre del 2003, cuando las instalaciones de CIPCA Beni en San Ignacio de Moxos fueron saqueadas. De su interior fueron sustraídas valiosa documentación sobre la zona, diagnósticos comunales, mapas georeferenciales, estudios de caso, bases de datos, y otros, tanto en formato electrónico e impreso. Uno de los que pervivió a la misma, fue la base de datos sobre la tierra en Moxos, que ha dado sido una insumo básico de una publicación reciente “Provincia Moxos: Tierra, Territorio y Desarrollo” escrito por Ismael Guzmán: Sin embargo, queda todavía una valiosa información para un análisis particular sobre el tema.


(*) El autor es economista de CIPCA.

CIPCANotas

Suscripción CIPCANotas

Enlaces